Informe: Israel y Hamás renuevan negociaciones para extender la tregua y un canje de prisioneros

Post thumbnailEfectivos de Hamás en Gaza
Israel y el grupo terrorista islámico Hamás han reanudado las conversaciones en los últimos días en un intento de reducir la tensión en la Franja de Gaza, según un reporte del diario libanés Al Akhbar, vinculado a Hezbollah.

De acuerdo con el informe, representantes de la organización islamistan está llevando a cabo discusiones, a través de la mediación egipcia, que incluyen una calma de largo alcance a cambio de ciertos beneficios, incluyendo una planta desalinizadora de agua financiada por Turquía y un hospital en Gaza costeado por Estados Unidos.

Los palestinos reclaman además una nueva línea de alta tensión para aumentar el suministro de energía a la Franja.

Ambas partes también han estado discutiendo la cuestión de los prisioneros y desaparecidos israelíes en Gaza.

Hamás, que controla Gaza con puño de hierro, y que se ha comprometido públicamente a destruir a Israel, mantiene cautivos a dos ciudadanos israelíes –Avraham Avera Mangistu e Hisham al Sayed- quienes aparentemente tienen problemas mentales e ingresaron a la Franja voluntariamente entre 2014 y 2015.

El grupo terrorista también mantiene cautivos los restos mortales de dos soldados israelíes Oron Shul y Hader Goldin, que cayeron en combate en la Franja, en la llamada Operación Margen Protector, la guerra entre Israel y Hamás en 2014.

De acuerdo con los reportes, la próxima fase de las negociaciones incluirá conversaciones entre Hamás y el enviado de la ONU para el Oriente Medio, el búlgaro Nickolay Mladenov.

Hamás reclama también el alivio del bloqueo al enclave costero.

A principio de esta semana, Mladenov se reunió con el ministro de Defensa, Naftalí Bennet.

Paralelamente, los organizadores en Gaza de las “Marchas del Retorno” de los viernes en la frontera con Israel han cancelado por tercera semana consecutiva las protestas.

La semana pasada, Al Akhbar reportó que la comisión organizadora de las protestas estaba discutiendo si reducía la frecuencia de las marchas a una por mes o si las limitará exclusivamente a eventos nacionales.