Informe: Hamas infiltró espías en el  aparato de seguridad palestino

Post thumbnailTumba de Arafat en Ramallah Foto: Effi Schweizer Wikimedia Dominio Público
El grupo terrorista islámico Hamás logró reclutar durante el pasado año a miembros de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina (AP), incluyendo a algunos que trabajan en unidades sensibles junto a Israel para desbaratar la actividad del propio Hamás dentro de Cisjordania (Judea y Samaria), señala un informe del diario Yediot Aharonot, que cita fuentes palestinas.

Los agentes de inteligencia de la Autoridad Palestina se enteraron de la infiltración y lanzaron una operación de contraespionaje secreta contra los espías o “topos” de Hamás, hace varios meses, durante los que se  detuvieron a varios oficiales de seguridad tras confesar que trababan para el grupo.

El reporte indica que los oficiales de seguridad palestinos fueron inducidos a trabajar para Hamas a través de sobornos e incentivos financieros, o mediante el encarcelamiento de sus parientes en Gaza.

Los líderes de Hamas en Gaza y en el extranjero supervisaron el reclutamiento de los oficiales de seguridad de la Autoridad Palestina, precisa el informe.

Se les pidió a los oficiales que transmitieran información sensible a los cabecillas de Hamás en Gaza sobre las operaciones de seguridad de la Autoridad Palestina, incluso contra las células de Hamas en Cisjordania. A algunos les sugirieron que plantaran información falsa para engañar a las fuerzas de la Autoridad Palestina.

Hamas logró infiltrarse en varias unidades, incluyendo el Servicio de Seguridad Preventivo que trabaja con los organismos israelíes para frustrar los ataques terroristas (y es el equivalente al Servicio de Seguridad General [Shabak] en Israel), la Inteligencia y la Policía Palestina, entre otros.

La AP desbarató en gran medida la infiltración tras encarcelar a los sospechosos que admitieron que estaban trabajando  para Hamas, según el informe, y el presidente de la AP, Mahmoud Abbas, fue informado durante la investigación secreta.

No obstante, persisten preocupaciones de que otros oficiales de seguridad palestinos, que recientemente han recibido solo el 50 por ciento de sus salarios mensuales, bajo el telón de fondo de una crisis presupuestaria, puedan ser fácilmente inducidos a trabajar por dinero para Hamas.

Sin embargo, el portavoz de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, Adnan Damiri, puso paños fríos sobre el informe, indicando al sitio de noticias de Wafa que: "Hay dos personas de los servicios de seguridad que fueron arrestadas hace dos años bajo sospechas de filtrar información a Hamas", puntualizó. "Afirmaciones como las que la prensa hebrea está difundiendo contra los servicios de seguridad nos plantean algunas dudas sobre quién está detrás de ellas".

Hamas y el movimiento nacionalista palestino Fatah, columna vertebral de la AP, están enfrentados desde hace años y los intentos de reconciliación entre ambos grupos han fracasado reiteradamente.