Informe de Siria: aviones no identificados atacan milicias pro-iraníes en la frontera con Irak

Post thumbnailEntrada a la ciudad de Al Bukamal Foto: Agagasoft Wikimedia CC BY-SA 4.0
Varias explosiones se escucharon en la ciudad siria de al Bukamal, en la Gobernación Deir ez Zor, situada sobre el río Éufrates cerca de la frontera con Irak, señala un reporte del canal saudita Al Arabiya.

De acuerdo con el reporte, las explosiones tuvieron como blanco a organizaciones afiliadas a las milicias iraquíes chiís autodenominadas Unidades de Movilización Popular (Hashd ash Shaabi), incluyendo Harakat al Abdal (39° Brigada) y los grupos Haider. Miembros de la milicia conocida como Hezbollah iraquí también fueron blancos del ataque.

Las fuentes, citadas por Al Arabiya, indican que varios militantes chiís murieron en el ataque.

De acuerdo con los reportes, en el área se encuentran desplegadas milicias chiís iraquíes afiliadas a Irán, y las explosiones podrían haber tenido como objetivo a esos grupos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización no gubernamental con sede en Londres, pero con una amplia  red de activistas en el terreno, reportó que aviones de combate no identificados atacaron aéreas controladas por las fuerzas iraníes y las milicias leales a Teherán en la ciudad de Al Bukamal y sus alrededores.

Días atrás, el canal estadounidense Fox News reportó que Irán está construyendo una gran base militar para albergar a miles de efectivos en Siria.

La base, denominada Imam Alí, está siendo erigida, según fuentes de inteligencia occidentales, por la Fuerza Quds, la unidad de elite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní, encargada de las operaciones militares en el exterior.

Imágenes satelitales obtenidas por Fox News muestran cinco edificaciones, que podrían ser usadas para albergar misiles de precisión.

Está previsto que la base sea completada en los próximos meses.

Se trata de la base militar más grande que Irán haya construido en Siria hasta la fecha, y está situada a aproximadamente 300 kilómetros de una posición militar estadounidense.

Varios ataques registrados en las últimas semanas contra las milicias chiís iraquíes han sido atribuidos a Israel.