Imputados: Trataron de cavar un túnel de Taibe a Cisjordania

Post thumbnail
 

Tres árabes israelíes domiciliados en la localidad de Taibe, en el centro del país, sospechosos activar para el Estado Islámico fueron arrestados el 14 de septiembre pasado, durante una operación conjunta de la Policía de Israel y el Servicio de Seguridad General (Shabak).

Se sospecha que los integrantes del grupo intentaron prender fuego al estadio local de fútbol para impedir un concierto durante la festividad musulmana de Eid el Adha, en la que participaba de uno de los ganadores del popular certamen “Arab Idol”, en Taibe. Los sospechosos dijeron a los investigadores del Shabak que el principio de incendio estuvo inspirado en el Estado Islámico, o sea que creen que la música en vivo es inmoral y va en contra del Islam, viola los principios del “califato” y el “Estado Islámico”.

La noche anterior al concierto, prendieron fuego a un panel de control a varias sillas provocando daños evaluados en 78 mil shekels (20 mil dólares), según la acusación. Pero la actuación se llevó a cabo tal como estaba programada.

El trío planeaba también ingresar armas de contrabando desde la zona de Tulkarem, en Cisjordania (Judea y Samaria) a la ciudad árabe israelí de Taibe para acercar el “Día del Juicio Final”, durante el cual creen que combatirán a los infieles.

Según la versión del Estado Islámico, el Día del Juicio Final comenzará cuando los “Ejércitos de Roma” ataquen a los “verdaderos creyentes” en las planicies de la ciudad siria de Dabiq. En la batalla del Día del Juicio, cinco mil “creyentes verdaderos” se congregarán en el Monte del Templo de Jerusalén para combatir al anti-Mesías llamado Dajjal. Jesús bajará y destruirá a Dajjal y conducirá a los “verdaderos creyentes” a la victoria. Los sospechosos querían ingresar armas de contrabando para prepararse para esa batalla.

Los sospechosos fueron identificados como Ibrahim Halim Mahmud Sheij Yusuf, de 26 años, Muhammad Tamim Kadar Nashaf, de 32 años, y Amir Hakim Hafez Jabara, de 20 años.

Los integrantes de la célula planeaban ingresar armas y combatientes a través de un túnel entre Cisjordania e Israel, que estaban cavando bajo la casa de Ibrahim. Un túnel de quince metros de profundidad fue hallado por las fuerzas del Ejército de Defensa de Israel.

El abril pasado, Jabara de 20 años, intentó unirse al Estado Islámico en Siria, viajando a través de Turquía pero fue detenido por la policía local.

Yusuf también planeó sumarse al Estado Islámico, construyendo un parapente para cruzar la frontera, pero el plan no rindió frutos.

El trío fue detenido, poco después de haber provocado un principio de incendio en el estadio de fútbol.