Imágenes devastadoras: el entierro del bebé que murió tras el atentado terrorista en Ofra

Post thumbnailFoto: REUTERS / Ronen Zvulun
Durante las horas de la madrugada se llevó a cabo el entierro del bebé que nació prematuramente después de que su madre, embarazada, fuera herida de gravedad en un atentado terrorista.
El bebé, al que ni siquiera habían alcanzado a ponerle un nombre, fue llamado Amiad Israel antes de ser enterrado en el Monte de los Olivos en Jerusalén. La familia del bebé fue acompañada por cientos de personas que llegaron al lugar para brindar su apoyo a los seres queridos en esta tragedia.
Uno de los abuelos del bebé, el rabino Rafael Ish-Ran, dijo unas conmovedoras palabras entre lágrimas durante el entierro: "Tu mi querido, eres muy querido para mi, no alcanzamos a conocernos".
Además, dijo: "Hay pocas personas que vivieron muchos años que lograron unir al pueblo de Israel como tú" y destacó que su corta vida inició en la fiesta de Janucá, donde el mensaje principal es que un poco de luz puede expulsar a una gran oscuridad, tu trajiste una gran luz y con tu gran luz lograremos expulsar toda la oscuridad de los otros".
El otro abuelo del bebé también dijo unas palabras entre lágrimas dirigida a los padres del bebé: "Se casaron hace solo 9 meses con gran alegría, una pareja perfecta. Cuando nos enteramos del embarazo, fue una gran alegría, un primer nieto, un primer bisnieto. En el séptimo mes, la emoción en aumento, la octava vela de Janucá en la casa de Amichai (el padre), con alegría. El camino a casa, una espera inocente en la parada de autobús al lado de Ofra. Y entonces una ráfaga de disparos cortó la alegría, las expectativas y los sueños".
El cuerpo del bebé envuelto en un Talit, manto de oración judío. Foto: REUTERS / Ronen Zvulun

Foto: REUTERS / Ronen Zvulun

Foto: REUTERS / Ronen Zvulun

Foto: REUTERS / Ronen Zvulun