Identifican al segundo israelí muerto al estrellarse el avión de Ethiopian Airlines

Post thumbnailUn equipo de ZAKA llega a Adís Abeba para localizar los restos Foto: Zaka
El segundo israelí muerto al estrellarse el avión de Ethiopian Airlines cerca de Adís Abeba el domingo fue identificado como Shimon Reem, de 59 años, domiciliado en la ciudad de Zijron Yaakov, ubicada cerca de la costa mediterránea, a 35 kilómetros al sur de Haifa.

Reem era padre de cinco hijos, ex oficial del Cuerpo de Blindados, y retirado del Servicio de Seguridad General (Shabak), estaba trabajando en la empresa consultora de seguridad Shafran, señaló la firma en un comunicado lamentando su muerte.

 

El lunes fue identificada la primera víctima israelí: Avraham Matsliah, de 49 años, padre de dos hijas, domiciliado en Maalé Adumim, en Judea y Samaria (Cisjordania). Matzliah trabajaba en el ámbito de la alta tecnología y ha sido sobrevivido por el esposa y sus dos hijas que actualmente están cumpliendo su servicio militar en las Fuerzas de Defensa de Israel.

Shimon Reem Foto: Facebook


Reem estuvo a cargo de la seguridad de dos embajadas israelíes en Sudamérica, y luego trabajó como jefe de la seguridad regional de la aerolínea israelí El Al, según un reporte del Canal 13.

Ni El Al ni la aerolínea israelí comercial Arkia tienen en el inventario de su flota el modelo Boeing 737 MAX 8 que se estrelló seis minutos después de despegar del aeropuerto de Adís Abeba.

La Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) de EE.UU. dijo que su revisión "no proporciona ninguna base" para ordenar la puesta en tierra del avión Boeing 737 MAX 8, cuya operación fue prohibida por Europa y una veintena de países tras el accidente ocurrido en Etiopía que causó 157 muertos.

"Hasta ahora, nuestra revisión no muestra problemas sistémicos de rendimiento y no proporciona ninguna base para ordenar la puesta en tierra del avión", señaló en un comunicado la FAA, que depende del Departamento de Transporte.

La FAA, que tiene un equipo conjunto con la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) en la zona del siniestro ocurrido el domingo en Etiopía, aseguró que tampoco otras autoridades civiles de otros países les ha "proporcionado datos que justifiquen la acción".

"En el curso de nuestra revisión urgente de los datos del accidente del vuelo 203 de Ethiopian Airlines, si se identifica algún problema que afecte la aeronavegabilidad continua del avión, la FAA tomará medidas inmediatas y apropiadas", agregó la comunicación.

Después de que China, Indonesia y otros países vetaran este modelo de Boeing, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) anunció que, como "medida preventiva" y para "asegurar la seguridad de todos los pasajeros", también prohibía volar a todas las aeronaves 737 MAX 8 -y su hermano, el MAX 9- en su espacio aéreo.

Boeing insistió en la seguridad de su gama de aviones 737 MAX y remitió a la autoridad estadounidense de aviación para argumentar que "no hay razones para emitir nuevas directrices a los operadores".

El fabricante ha afrontado un severo castigo en las últimas dos jornadas de la bolsa de Nueva York nunca visto en diez años: el lunes perdió casi 13.000 millones de dólares y este martes, con un retroceso del 6,15 %, se ha dejado un capital de cerca de 14.000 millones de dólares. 27.000 millones en solo 48 horas.

Un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que el presidente estadounidense, Donald Trump, habló con el CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, y confirmó que la Casa Blanca sigue monitoreando la situación.

Trump abogó en Twitter por aviones "más simples" que no requieran a "Albert Einstein" como piloto.

"No se necesitan ya pilotos, sino más bien científicos informáticos del MIT", dijo Trump en Twitter en referencia al prestigioso Massachusetts Institute of Technology, para añadir que "siempre se busca ir un innecesario paso por delante, cuando a menudo lo antiguo y simple es mucho mejor".

En octubre pasado, otro Boeing 737 MAX 8, de la compañía indonesia de bajo coste Lion Air, se hundió en el mar de Java matando a 189 personas y en esa ocasión la caja negra reveló fallos en el sistema automático. Aurora y EFE