Hungría abrirá una oficina comercial con estatus diplomático en Jerusalén

Post thumbnailViktor Orban y Benjamín Netanyahu GPO Amos Ben Gershom vía Flickr
Hungría abrirá una oficina comercial en Jerusalén que tendrá “estatus diplomático”, anunció el primer ministro húngaro Viktor Orban, en la capital israelí.

Orban se reunió con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en el marco de una serie de encuentros bilaterales que realizó Netanyahu con los primeros ministros de países centroeuropeos, en reemplazo de la cumbre del Grupo Visegrado, que incluye a Polonia.

Polonia canceló su participación en la cumbre bajo el telón de fondo de las acusaciones de complicidad de polacos durante el Holocausto y los comentarios del ministro interino de Exteriores, Yisrael Katz, de que los polacos “mamaron el antisemitismo con la leche de sus madres”.

“Acabo de informar al primer ministro que el Gobierno húngaro decidió abrir una oficina comercial con estatus diplomático aquí. Para que tengamos una presencia oficial también en Jerusalén”, apuntó Orban tras el encuentro con Netanyahu, subrayando que la decisión supone “un paso para mejorar aún más la relación entre el pueblo israelí y Hungría”.

Netanyahu felicitó a Orban y le agradeció “por haber expandido la embajada de Hungría en Israel a Jerusalén”, lo que afirmó, significa “tener una extensión” húngara en la Ciudad Santa que tratará los asuntos comerciales y supone “un signo de la amistad” entre Hungría e Israel.

Además, el mandatario israelí recalcó que ambos Estados se enfrentan "a adversarios comunes", como es "el islam militante" y "sus fuerzas radicales", y añadió que los servicios secretos israelíes colaboran estrechamente con los de Hungría, y que trataron sobre cómo aumentar la cooperación en los ámbitos de seguridad, inteligencia, tecnología, salud y medio ambiente.
La reunión de Netanyahu con Orbán se produjo poco después de que el mandatario israelí se reuniera con el primer ministro de Eslovaquia, Peter Pellegrini, quien anunció que su país abrirá próximamente un centro cultural, de información e innovación en Jerusalén, y agregó que destinará a un representante diplomático "responsable de innovación" a la nueva sede de la Ciudad Santa.

En otro encuentro por separado, Netanyahu se reunió anteriormente con el primer ministro de la República Checa, Andrej Babis, con el que trató varios asuntos de cooperación bilateral.
Las relaciones entre checos e israelíes se han fortalecido recientemente, tras la inauguración el pasado noviembre en Jerusalén por el presidente checo, Milos Zeman, de la Casa Checa, una oficina para realizar actividades culturales y comerciales en nombre de la República Checa y que incluye un consulado honorario, lo que fue visto como un "primer paso" para abrir su embajada en capital israelí. Aurora y EFE