Hotel Olive “Aquaduct”

Post thumbnailGalit Brandt
“Olive” es una cadena hotelera fundada en 2010 por Amit Porat que comenzó su proyecto turístico como “alojamiento rural” administrando complejos de turismo rural en la Galilea.

Suites espaciosas


En los últimos años, la red cambió, creció, compró más hoteles y en la actualidad cuenta con 19 hoteles y complejos hoteleros ubicados en todo el país. El año pasado, la cadena abrió cuatro nuevos hoteles entre ellos el hotel Olive Regba “Aquaduct” que se halla ubicado en la Galilea Occidental ubicado en la Ruta 4, en la carretera entre Aco y Naharía.

Amplio vestíbulo


Galit Brandt es la directora del Regba “Aquaduct” y nos cuenta que por su ubicación el hotel recibió el nombre del magnífico conductor de agua del período otomano, que llevaba el agua del kibutz Kabri a la ciudad de Aco, ubicada en el asentamiento de Regba frente a Shavei Zion en la Galilea Occidental.

Paseo del acueducto


Este hotel está dividido en dos complejos, uno el central con 88 habitaciones clásicas con balcones a diferentes paisajes, algunos con vista pastoral de las montañas de Galilea o con vistas al mar y a los campos de Shavei Tzion, o mirando hacia el antiguo acueducto. También están las 14 suites particularmente lujosas y muy amplias con piscina o jacuzzi privados y un jardín-terraza propio.

Piscina


El hotel cuenta con una amplia piscina, y una piscina para niños, una sala de gimnasio, una sala de oración y dispone de facilidades para realizar congresos con una sala de conferencias y eventos. Como se encuentra ubicado en una de las áreas más hermosas de la Galilea es muy atractivo también no solo para simple turismo sino que para otro tipo de eventos, es especialmente ideal para congresos.

Rica oferta culinaria


Los huéspedes del hotel Aquaduct pueden disfrutar de las instalaciones de spa del Sandrine cerca del hotel y por un simbólico cargo adicional usar el baño turco, jacuzzis, saunas y piscina.

Rincones acogedores


Por su ubicación el hotel combina elementos de la naturaleza y la historia del agua. Lo cual se nota en toda la sobria y elegante decoración y diseño de interiores de todo el edificio y las habitaciones, con colores naturales muy relajantes y cuadros con detalles de plantas vivas. Muebles muy sencillos y acogedores, con un espacioso vestíbulo en el que resaltan los diferentes matices del color marrón y de la tierra, y algunos toques de verde.

Rincones que invitan a sentarse a descansar, como la terraza blanca que da a la piscina. Es de destacar la excelente iluminación, tanto el uso de la artificial como la de los espacios de luz natural. Las habitaciones en especial que cuentan con mucha luz y varias combinaciones a elección del huésped. Lo dicho: la naturaleza. El hotel cuenta con una rica oferta culinaria, que ofrece a los huéspedes desayunos y cenas.

A nivel turístico, se halla en una excelente ubicación, muy cerca de varias atracciones como Aco que ofrece toda su gran historia, la fortaleza y las catacumbas cruzadas, pero también una especial experiencia culinaria. Se puede recorrer el antiguo acueducto, que es una reliquia y merece ser visitada, se halla bordeando el hotel, que fue diseñado para suministrar agua a la ciudad de Aco construido en los años 1814 y 1815 por los otomanos.

Desde el hotel hay un hermoso paseo con arboledas y flores, muy iluminado por la noche que también invita a los huéspedes a caminar. Otra atracción es el Centro Comercial Big Regba que se halla pegado al hotel. Un centro de compras al aire libre con una variada y amplia mezcla de 40 tiendas, incluidas todas las marcas de moda y una estación de servicio.