Hotel Lake House: un hospedaje familiar y confortable a las orillas del Mar de Galilea

Post thumbnail
Tiberias es la ciudad de Israel situada a un nivel más bajo del mar, concretamente se encuentra a 200 metros por debajo de él, y a orillas del lago Kinneret o mar de Galilea, que constituye la principal reserva de agua dulce de Israel, además de ser la fuente y el depósito de agua potable más grande del país, convirtiéndose en un importante símbolo nacional y en centro turístico de primer orden.

El Kinneret atrae a los visitantes desde hace miles de años, y constituye no sólo un recurso hídrico, sino también un medio de vida. Tiberias, así como la región de la Galilea, es un centro neurálgico para el judaísmo y el cristianismo, y sin duda alguna alberga alguno de los mejores rincones y parajes para visitar en Israel.







Desde actividades acuáticas y deportes de aventura en el río Jordán y el lago Kinneret, explorar la ciudad vieja de Tiberias y su renovado paseo marítimo, sumergirse en las aguas de “Yardenit”, donde decenas de miles de creyentes acuden para bañarse en las aguas donde se bautizó Jesucristo, o tumbas de grandes figuras del judaísmo, como el filósofo y sabio Maimónides.
Puede reservar su lugar en el hotel con un descuento especial haciendo click aquí.

En un lugar privilegiado de Tiberias se encuentra el hotel Lake House, un hospedaje perfecto para familias que buscan una experiencia tranquila y especial junto a la costa del lago Kinneret, con una amplia gama de servicios y unas instalaciones renovadas recientemente.

“El Hotel está pegado a la costa, tiene aguas termales, e incluso una playa privada”, comentó el director del hotel. Tras mostrar las modernas renovaciones llevadas a cabo, aseguró que el objetivo es “tener muchos clientes satisfechos, que el hotel siga creciendo, y terminar de decorarlo para que luzca como un lugar especial”.

Mientras los padres se relajan en la espaciosa piscina exterior o encargando comida a la parrilla, los pequeños esperan al show infantil de la tarde, con payasos y obras teatrales especiales para ellos.
“Vienen a visitarnos por los lugares sagrados que hay alrededor del Kineret, en especial para el cristianismo. Hay muchísimo para ver, en los Altos del Golán, alrededor del lago o la Galilea”, prosigue el director.

Mientras el personal ultima los preparativos para el apetitoso buffet libre que se sirve todos los días en el almuerzo y la cena, el responsable destaca que los trabajadores “son el valor principal. Saben perfectamente como dar un buen servicio, que es algo que no puede comprarse con dinero. Me alegra que sea nuestro punto fuerte, lo que indica que el hotel tiene un enorme potencial”.

Además, junto a Lake House hay una escuela de hostelería, que les enseña cocina y repostería a los futuros trabajadores del hotel. “Es un valor añadido tener cocina fresca todos los días, y todos los postres los preparamos en el lugar”.
Puede reservar su lugar en el hotel con un descuento especial haciendo click aquí.