Hospital israelí trata a paciente de COVID-19 con una nueva vacuna pasiva concentrada

Post thumbnailFoto: Crédito Hospital Hadassa
El Centro Médico Hadassah de Jerusalén ha tratado a su primer paciente con COVID-19 con una nueva "vacuna pasiva" que el hospital desarrolló en conjunto con la firma biofarmacéutica israelí Kamada. Según el jefe de Hadassah, Zeev Rotstein, "el paciente reaccionó positivamente".

El concentrado de anticuerpos (inmunoglobulina o IgG) se desarrolló utilizando plasma que Hadassah recolectó de pacientes de Coronavirus recuperados.

El Centro Médico Hadassah recolectó 40 litros de plasma, suficiente para producir suero para hasta 70 pacientes. Entre los donantes había haredim (ultraortodoxos) que fueron alentados por el Beit Din Tzedek (corte judía) de Jerusalén.

Rotstein expresó que la vacuna probablemente esté dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación está empeorando y necesitan un refuerzo para combatir la enfermedad.

La paciente, de la cual se desconoce su identidad, comenzó a mejorar  hemodinámicamente. "Tenemos los dedos cruzados para el tratamiento exitoso de esta paciente", marcó Rotstein.