Hernández acaba su viaje a Israel marcado por la apertura de una oficina en Jerusalén

Post thumbnailBenjamín Netanyahu y su esposa Sara junto a Juan Orlando Hernández y su esposa Ana durante la inauguración de la oficina en Jerusalén Foto: Debbie Hill/Pool vía REUTERS
El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, partió de Israel tras una visita oficial marcada por la inauguración este domingo de la oficina comercial con estatus diplomático de Honduras en Jerusalén, vista como un primer paso para el futuro traslado de su embajada a la urbe.

El mandatario centroamericano aprovechó su última jornada en el país para reunirse, entre otros, con el embajador de Estados Unidos ante Israel, David Friedman, con quien abordó "temas de interés para ambos países", explicó en la red social Twitter la Casa Presidencial de Honduras.

Además, Hernández se encontró con varios grupos empresariales israelíes en Jerusalén y Tel Aviv para "valorar posibilidades de negocio con Honduras", dijeron fuentes diplomáticas.

El dirigente hondureño también anunció que el buque "General José Trinidad Cabañas", que está siendo construido en Israel para la Fuerza Naval de Honduras, será recibido en diciembre.

El barco, que se sumará a las tareas de lucha contra el narcotráfico, control de zonas pesqueras, resguardo de cruceros y atención en desastres naturales, llegará en diciembre a Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, indicó Hernández.

Después de completar su agenda, Hernández dio por acabada su visita oficial, tras lo que se dirigió al Aeropuerto Ben Gurión, desde donde su avión despegó de regreso a Honduras.

Su estancia de estos días ha quedado marcada por la apertura de una oficina comercial diplomática hondureña en Jerusalén, que el propio Hernández inauguró este domingo en un "ambiente de alegría" junto con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que fue el anfitrión del evento.

La sede, con estatus diplomático y carácter "político, comercial y cultural", marca el camino para que la máxima legación del país centroamericano ante Israel se traslade de Tel Aviv a la Ciudad Santa antes de fin de año.

De producirse, Honduras se convertiría en el tercer país en tener su embajada en la ciudad, después de Estados Unidos y Guatemala, que ya adoptaron esta medida.

Igual que Honduras, otros países han apostado por abrir representaciones en Jerusalén, como es el caso de Hungría, que desde marzo tiene una sede comercial con estatus diplomático, y la República Checa, que el año pasado estableció un consulado honorario. EFE y Aurora