Hamás promete vengar a su experto en cohetes y drones eliminado en Malasia

Post thumbnailFadi Albatsh en el centro Foto: Facebook
El grupo terrorista islámico Hamás amenaza con perpetrar una represalia contra Israel por la muerte en Kuala Lumpur, capital de Malasia, de un ingeniero eléctrico del que se dice que era comandante de su ala militar. Reportes israelíes sugieren que el fallecido, era un experto en aviones no tripulados y sistemas de cohetes

El cabecilla político de Hamás, Ismail Haniyeh, acusó al servicio secreto Mossad de la muerte de Fadi Muhammad Albatsh y prometió venganza: "El Mossad no está lejos de este vergonzoso y terrible crimen. Hay una cuenta no saldada entre ellos y nosotros", expresó Haniyeh en una ceremonia de duelo en Gaza por Albatsh. "No podemos renunciar a la sangre de nuestros hijos, jóvenes y eruditos".

La familia de Albatsh en Gaza también acusó al Mossad de su muerte: "Acusamos al Mossad de estar detrás del asesinato". Israel no emitió ningún comentario oficial.

Según los reportes, el científico nacido en Gaza, Albatsh, había publicado recientemente material sobre el desarrollo de drones, y sobre transmisores para el control de aviones no tripulados.

El Canal 10 sugiere que si Israel estuvo detrás del ataque; entonces el Mossad estaría evidentemente tratando de impedir que tecnologías bélicas avanzadas lleguen a manos de Hamas.

La policía de Malasia anunció que Albatsh, de 35 años, recibió una decena de disparos efectuados desde una motoneta en movimiento, cuando se dirigía a pie para participar en las oraciones musulmanas en una mezquita local.

El grupo terrorista Hamas anunció que Albatsh era un miembro "leal" y un "científico de los jóvenes eruditos de Palestina". Indicó que había hecho "contribuciones importantes" y participó en foros internacionales en el campo de la energía.

Luego, la Brigada Izz ad Din al Qassam, el brazo armado de Hamas, abrió una carpa de luto en Gaza para Albatsh. Una pancarta principal sobre la entrada a la carpa describía a Albatsh como miembro del ala militar del grupo terrorista y un "comandante".

Una decena de terroristas enmascarados con uniformes de camuflaje formaron una guardia de honor afuera de la carpa en Jabaliya, la ciudad natal de Albatsh, para saludar a los dolientes. Se trata de una ceremonia típica para los altos comandantes de Hamas.

Según los reportes, Albatsh, estaba profundamente involucrado en los esfuerzos de Hamas para mejorar la precisión de sus cohetes y el desarrollo de sus drones.