Líder de Hamás: “La primera descarga de cohetes sobre Tel Aviv sorprenderá a Israel”

Post thumbnailYahya Siwnar con la presunta pistola de un combatiente israelí Foto: Twitter
El cabecilla del grupo terrorista islámico palestino Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, advirtió a Israel que “no nos pruebe otra vez”, señalando que la próxima descarga de cohetes será contra Tel Aviv y otras ciudades del centro del país con una potencia que “sorprenderá”.
Sinwar dijo que la próxima vez que soldados israelíes ingresen a la Franja, retornarán sólo mediante un canje por “miles de prisioneros”.
Sinwar formuló esas amenazas durante una ceremonia en honor a los siete terroristas abatidos durante el intercambio de fuego que se desató con fuerzas especiales israelíes en el sur de Gaza, el 11 de noviembre pasado. El cabecilla de Hamás extrajo una pistola con silenciador y afirmó que pertenecía a uno de los combatientes de las fuerzas especiales israelíes.
Un oficial israelí, identificado solamente como el teniente coronel M., murió en el combate y otro resultó herido.
Yahya Sinwar Foto: Twitter

Sinwar se burló de Israel por asumir que la decisión de permitir que el combustible y el dinero en efectivo suministrado por Qatar en Gaza antes de la escalada (en el marco de los esfuerzos de mediación egipcia para un cese del fuego de larga duración) prevendría que la organización lanzara un amplio ataque sobre el Estado judío.
“¿Qué es lo que la dirigencia israelí pensó cuando permitió el combustible y los dineros de Qatar? ¿Qué íbamos a vender nuestra sangre por gasoil (diesel) y dólares? Ellos se han decepcionado y sus objetivos han fracasado”, aseveró.
Sinwar manifestó que habló con el cabecilla de la Brigada Izz ad Din al Qassam, el ala militar de Hamás, Mohammed Deif. “Deif me pidió que diga que Tel Aviv y Gush Dan (el área metropolitana de Tel Aviv) serán los próximos. La primera descarga (de cohetes) en golpear Tel Aviv sorprenderá a Israel”.
“Nuestros dedos están en el gatillo y nuestros ojos abiertos”, apuntó el líder islamista. “Escucha Netanyahu y quien quiera que reciba el Ministerio de Defensa. Quien pruebe Gaza encontrará solamente muerte y veneno. Nuestros misiles son más precisos, tiene un mayor alcance y portan más explosivos que en el pasado”.
Tras la misión fallida de las fuerzas especiales, los terroristas de Gaza lanzaron más de 460 cohetes y proyectiles de mortero contra el sur de Israel en un lapso de alrededor de 24 horas. La batería antimisiles Cúpula de Hierro interceptó más de un centenar de ellos. La mayoría de los cohetes y morteros cayeron a campo abierto; pero decenas de ellos explotaron en ciudades y aldeas israelíes, asesinando a un ciudadano palestino en Ashkelon, e hiriendo a decenas de personas y provocando graves daños materiales.
En respuesta, los tanques de combate y aeronaves de la Fuerza Aérea atacaron 160 sitios vinculados a la infraestructura terrorista de Hamás y la Jihad Islámica Palestina, incluyendo cuatro instalaciones caracterizadas por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) como “estructuras estratégicas claves”.