Guatemala: “EEUU nunca nos presionó para el traslado de la embajada a Jerusalén”

Post thumbnailJimmy Morales y Biniamín Netanyahu Foto: GPO Haim Zach
Guatemala está haciendo "lo correcto", expresó la ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, respecto de la decisión que tomó el presidente de la República, Jimmy Morales, de trasladar la embajada en Israel de Tel Aviv hacia Jerusalén.

"Es coherente con su primera votación en 1947, cuando Guatemala fue decisiva para la creación del Estado de Israel, con quienes somos socios históricos, amigos y aliados", reiteró la canciller al salir del gabinete de Gobierno.

Según la funcionaria, la decisión se planteó "hace cuatro meses", cuando ella llegó al cargo, tras la crisis política que derivó en la salida de su antecesor, Carlos Raúl Morales, quien se oponía a que el presidente intentara expulsar al titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el fiscal colombiano Iván Velásquez Gómez.

Jovel dijo que "no quieren escuchar, no aceptan la realidad, no es lo que quieren que yo diga", respecto a la decisión tomada por el mandatario la cual "he repetido más de diez veces".

"No es una cuestión religiosa, es una decisión de política exterior del presidente de la República coherente cuando Guatemala otorgó el voto definitivo para apoyar la aprobación del Estado de Israel", zanjó.

La decisión "es soberana del Estado de Guatemala", repitió la funcionaria, quien añadió que fue tomada por "el presidente de Guatemala y Cancillería y la está ejecutando".

La ministra aseguró que Guatemala no pidió "nada a cambio ni a Israel ni a Estados Unidos" por el voto en contra de la resolución no vinculante del reconocimiento de la capital israelí en Jerusalén.

En contra de la resolución y a favor de Estados Unidos votaron, además de Guatemala e Israel, Honduras, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palao y Togo.

El ministerio de Exteriores israelí agradeció la "verdadera amistad" que existe entre Israel y Guatemala, mientras que EE.UU. aplaudió la decisión del Gobierno guatemalteco y la calificó de "histórica". EFE