Granja Alto - Festejar “Shavuot” con quesos de cabra 

Post thumbnailYonat en Alto
En la fiesta de “Shavuot” que se acostumbra a comer productos lácteos es el mejor momento para hacer una visita a la granja “ALTO” que se halla en el Kibutz Shomrat. en la Galilea Occidental. En los días festivos y todo el año, además de probar la gran variedad de quesos de cabra producidos en el lugar, muchos de los cuales son exclusivos, se puede hacer un paseo guiado y ver a través de cristales del gran ventanal el proceso de elaboración de quesos de cabra.

Quesos de cabra


Es obligación probar los deliciosos platos de un menú único mientras el visitante se familiariza con los diferentes tipos de queso y conoce las ventajas nutricionales de los productos de leche de cabra. Para la fiesta además de platos especiales, los comensales recibirán un librito con recetas para preparar algunos de los platos. Abierto de lunes a viernes, la fiesta del 2 al 7 de junio. Más información en www.altodairy.co.il

"Knafé" salado y quiches


La granja láctea Alto es un proyecto de Ariel Mazan miembro de Shomrat quien trabajó como lechero durante muchos años durante los cuales desarrolló su pasión por la elaboración de quesos. Yonat Mazan que muy justamente se llama a sí misma “la mujer del quesero” nos cuenta que Ariel,  hijo de argentinos rosarinos idealistas que llegaron a Israel en 1958, estudió, se capacitó y formó vínculos profesionales con destacados expertos en el campo de los productos lácteos en el extranjero. Hasta lograr abrir el local “Alto” en el kibutz en 2006 que se convirtió en una granja lechera boutique donde los Mazan y sus 4 hijos, unen sus esfuerzos para lograr lo mejor en la granja familiar. Agrega que “el amor y la pasión de Ariel por la fabricación de queso caracterizada por su creatividad y precisión, lo convirtieron en un importante fabricante de quesos que desarrolló varios productos lácteos únicos”

Rincón del local


La granja lechera ALTO, que su nombre precisamente viene del español según Yonat lo eligieron porque “todos los productos apuntan a una alta calidad, texturas y sabores ricos”. Se amplió y renovó hace 7 años, ubicada en el corazón de un hermoso huerto frutal, diseñada como una tienda boutique que cumple funciones de restaurante lácteo y cafetería, con un gran ventanal que permite ver la sala de producción de quesos mientras se escucha información sobre la elaboración, la pasteurización de la leche y otros elementos inclusive como se puede parar el proceso de envejecimiento a través de una buena nutrición láctea.  Se especializa en distintos quesos de cabra dura y en su línea de productos que se contraen en más de 15 tipos de texturas y sabores de quesos: quesos madurados, quesos frescos y yogures espesos no agrios. También ofrece una variedad de quesos bajos en grasa.

En el corazón de un huerto


En la cafetería y restaurante de Alto se ofrece además de la gran variedad de quesos, un menú de platos frescos caseros basados ​​en el queso de la granja, que incluyen ricos desayunos, sándwiches variados, ensaladas, quiches muy especiales y exclusivos, postres únicos y excelente café. Una especialidad: el “Kanafe”, un kadaif con queso, espinaca y más. También hay variedad de vinos, aceite de oliva y otros excelentes productos de otros granjeros de la Galilea Occidental. La granja está supervisada por el Ministerio de Salud y todos sus productos están certificados Kosher.