¿Gobierno de unidad? Gantz rechaza un encuentro con Netanyahu

Post thumbnailBenny Gantz y Benjamín Netanyahu Foto: GPO Haim Zach
La Oficina del Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, se dirigió a Benny Gantz, el líder del partido Azul y Blanco (Kajol Labán), para sondear la posibilidad de establecer un gobierno de unidad, pero el ex jefe del Estado Mayor la rechazó. Fuentes de la Knéset (Parlamento) le dijeron a la emisora estatal Kan que Gantz rechazó una reunión con Netanyahu, y que la propuesta fue presentada por el presidente de la Knéset (Parlamento), diputado Yuli Edelstein, del partido Likud, para cancelar las elecciones previstas para el 17 de septiembre.

Según misma fuente, la propuesta incluía dos posibilidades: una reunión entre Netanyahu y Gantz o un encuentro trilateral de Netanyahu, Edelstein y Gantz. El objetivo era mejorar la atmósfera entre ambos políticos y revisar la posibilidad de colaborar y formar un gobierno de unidad. Gantz rechazó la oferta debido a que desconfía del primer ministro y temía que se tratara de un intento de manipulación mediática.

La Oficina de Netanyahu dijo en respuesta que Gantz rechazó reunirse con el presidente de la Knéset y por lo tanto la propuesta murió antes de nacer. La Oficina de Gantz negó los informes y afirmó que era una “mentira de Netanyahu”.

En los últimos meses, se había reportado que el partido gobernante había propuesto a Gantz la rotación para el cargo de primer ministro, en el caso que aceptara la formación de un gobierno de unidad. El ex ministro de Defensa, Moshé Yaalón, número tres del partido Azul y Blanco, manifestó que no descarta una alianza con el Likud: “Por supuesto que el camino correcto es un gobierno de unidad: Azul y Blanco con el Likud pero sin Netanyahu, y bajo el liderazgo de Gantz”.

Mientras tanto, se han reportado contactos entre los partidos de izquierda para establecer un bloque que supere al de derecha. El presidente del Partido Laborista, diputado Amir Peretz, le dijo a Kan que está contactando a los partidos de izquierda pero también de derecha. “Comencé una campaña de diálogo en tres niveles: el primer nivel es con quienes cooperaremos tras las elecciones y por lo tanto tengo intenciones de reunirme con Ahmad Tibi y con Ayman Odeh (de la alianza árabe Hadash-Taal), pero también con [Yaakov] Litzman (del partido ultraortodoxo askenazi Iahadut HaTorá) y Aryeh Deri (del ultraortodoxo sefaradí Shas). Se trata de dos sectores importantes de la población con los que hay que coordinar qué haremos después de los comicios”.

Peretz agregó que está haciendo esfuerzos para que los partidos de centro e izquierda no se ataquen recíprocamente “y por lo tanto establecí encuentros con Benny Gantz para llegar a un acuerdo de cómo manejamos la campaña sin dañarnos mutuamente. El tercer nivel es la confección de la lista en la que todos acordemos para las próximas elecciones”.

Con respecto al bloque de izquierda, Peretz dijo: "Conversé con Nitzan Horowitz (Meretz), me sentí muy feliz de conocerlo porque tenemos afinidades ideológicas en términos de paz y seguridad, así como en cuestiones sociales y económicas. Mantuve una primera conversación con Tzipi Livni. Tendré otro diálogo nuevamente con ella, pero mañana mantendré una conversación con Ehud Barak que será definitivamente clave".

El ex primer ministro y ex titular de Defensa, Ehud Barak, anunció su regreso a la política al frente de un nuevo partido, Israel Democrático, con el que busca desbancar del Gobierno de Netanyahu.

“El Estado de Israel está en un momento previo a la disolución total de la democracia israelí. Es el momento de devolver la esperanza y la valentía a Israel, unir y devolver a Israel al camino correcto. Somos un Israel democrático” expresó Barak, que había dejado la política en 2013.

"Nuestro objetivo es devolver a Israel al camino correcto y acabar con el régimen de Netanyahu", declaró Barak.

"Colaboraremos para que caiga y, tras su salida, nos sentaremos con todos los que comparten nuestra visión: un estado democrático, judío, sionista, en el espíritu de los valores de la Declaración de Independencia y la visión de los profetas", añadió.

Algunos observadores sugieren que Barak podría llegar a un acuerdo con Peretz y concurrir unido con el Partido Laborista a los comicios.