Gantz y Lapid aceptan la derrota: "Amargaremos la vida al Likud desde la oposición"

Post thumbnailFoto: REUTERS / Amir Cohen
Los líderes del partido Kajol Lavan, el ex comandante del ejército Benny Gantz y el ex periodista Yair Lapid, convocaron a la noche de este miércoles una rueda de prensa en la que aceptaron la derrota en la reciente jornada electoral.

El número 1 del partido Kajol Laván, que según los resultados actuales obtendría un número idéntico de escaños que el Likud aunque no lograría formar gobierno, abrió la rueda de prensa preguntando: "¿cuándo se pone a prueba el liderazgo? ¿cuando todo es fácil, cuando todo es feliz o cuando la situación es difícil? En todas las situaciones".

Gantz destacó que llegaron a un resultado "extraordinario" al lograr que más de un millón de personas votaran por un partido "que no sabían que existía hace 9 o 10 semanas" y dijo que "en 70 días logramos igualar nuestra fuerza con la de un partido que existe hace 70 años". Además enfatizó que "generar una verdadera alternativa gubernamental".

Por su parte, el número dos de la lista de Kajol Lavan, Yair Lapid, dijo que "vino a la política para hacer un cambio y luchar por las cosas en las que creo" y agregó que "no ganamos en esta vuelta pero veo ya la herramienta ideal para ganar en la próxima vuelta".

Lapid además advirtió al partido de gobierno Likud y a la coalición: "les amargaremos la vida. Se acabaron los días en los que la oposición intentaba arrastrarse hacia el gobierno".

En la noche del martes, después de que se publicaran los sondeos de algunos medios que situaban a Kajol Lavan como el partido con más votos en las elecciones, Gantz dio un discurso de victoria frente a los activistas del partido.

"En las elecciones hay vencedores y perdedores y nosotros somos los vencedores", declaró Gantz frente a un público eufórico, y dijo que "será el primer ministro de todos los israelíes".