Gantz convoca a los partidos y comienza su intento de formar Gobierno en Israel

Post thumbnailBenny Gantz y Benjamín Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom vía Facebook
Tras recibir el encargo de formar el próximo gobierno, el centrista Benny Gantz convocó a los líderes de todos los partidos con representación en el Parlamento para comenzar las negociaciones que le permitan alcanzar el apoyo necesario para crear un Ejecutivo.

Inmediatamente después de que el presidente, Reuvén Rivlin, le diera el mandato este miércoles después del fracaso de Benjamín Netanyahu, el líder de la alianza Azul y Blanco (Kajol Laván) llamó personalmente a los cabezas de lista de las 14 formaciones que componen la Knéset (Parlamento), con el fin de coordinar las reuniones que mantendrán en los próximos días.

Los representantes de Azul y Blanco confirmaron un encuentro con el equipo de negociación del Likud, partido encabezado por el primer ministro en funciones que tendrá lugar el próximo domingo a las 14.00.

Los enviados del Likud representarán no solo a su partido sino al bloque de derecha y ultraortodoxos, cuyos 55 parlamentarios se comprometieron ayer a seguir negociando de forma unificada, extremo que había rechazado Gantz en anteriores negociaciones cuando Netanyahu lideraba la formación de Gobierno.

Gantz invitó a Netanyahu a mantener un encuentro en los próximos días, después de que ayer adelantara su voluntad de incluirlo en un gobierno de unidad, algo que hasta ahora no había aceptado.

Una de las primeras conversaciones que mantuvo Gantz fue con el nacionalista laico Avigdor Liberman, líder de Israel Nuestro Hogar (Israel Beitenu), y potencial socio de coalición de Azul y Blanco.

Ambos acordaron un próximo encuentro, mientras que los equipos de negociación de sus partidos tienen previsto reunirse el domingo por la tarde.

El ex jefe del Estado Mayor también programó reuniones con Nitzán Horowitz, líder de la Unión Democrática y Amir Péretz, que encabeza el partido Laborista-Guesher, dos candidatos cuyo apoyo tiene prácticamente asegurado.

Dos de las conversaciones más destacadas que mantuvo el líder de Azul y Blanco durante este miércoles fueron con Ahmad Tibi y Mansur Abbás, líderes de partidos que integran la Lista Unida árabe, que aceptaron reunirse con él en los próximos días.

El apoyo de la Lista Unida, que cuenta con 13 escaños como tercera fuerza del parlamento, podría ser fundamental para las aspiraciones de gobierno de Gantz, aunque dificultaría la incorporación al Ejecutivo de Liberman, cuyos 8 asientos también requeriría para llegar a la mayoría de 61 escaños de los 120 que tiene el parlamento.

Hasta el momento, las 54 recomendaciones de los diputados que ha recibido el candidato centrista no alcanzan para formar una coalición, por lo que las negociaciones que pueda mantener resultarán fundamentales para evitar que Israel vaya a elecciones por tercera vez en menos de un año. EFE y Aurora