Farhud: la desconocida historia de la persecución de miles de judíos iraquíes durante el Holocausto

Post thumbnailUna tumba colectiva para las víctimas del Farhud
Los primeros dos días de Junio de 1941 son recordados por los judíos provenientes de Irak como la mayor tragedia colectiva que vivieron.

Durante el 1 y 2 de Junio, se llevó a cabo el "Farhud" - un violento y sangriento pogrom perpetrado contra los miles de judíos que vivían en Irak en la época de la Segunda Guerra Mundial.

En esos dos días, en los que se celebraba además la festividad judía de Shavuot, miles de ciudadanos iraquíes inspirados por la ideología nazi, persiguieron y atacaron a los judíos locales.

180 judíos fueron asesinados y miles fueron heridos y violados. Cientos de propiedades de judíos fueron saqueadas y varias sinagogas fueron atacadas.

Este pogrom significó el comienzo del fin para los judíos de Irak que desde entonces buscarían un camino de salida para llegar a la tierra de Israel.

Aunque el ataque se llevó a cabo en tierras iraquíes, lejos de los campos de concentración europeos, el Farhud tiene una importante relación con el Holocausto y la ideología nazi alemana.

Durante años, la embajada alemana en Irak encabezada por el Dr. Fritz Grobba, lideró constantes intentos de promover movimientos fascistas y antisemitas en el país e incluso realizaron importantes intercambios con líderes de opinión iraquíes que viajaban a la Alemania nazi. La embajada incluso llegó a comprar un periódico local donde publicaban constantemente propaganda antisemita e incluso llegaron a traducir el libro de Adolf Hitler, Mein Kampf, a la lengua árabe.

A comienzos de abril de 1941 un grupo de pro-nazis tomó el poder con un golpe de estado liderado por el general iraquí Rashid Ali y de inmediato comenzó a promover medidas contra la presencia británica en la región.

El 30 de Mayo los británicos lograron sacar a Rashid Ali del poder, obligándolo a escapar hacia Irán. Un par de días después, los británicos llegarían para mantener el orden en el país y ayudar al restablecimiento del gobierno de Abdul Illah.

Justamente en el vacío generado antes de la llegada de los ingleses, iniciaron los sangrientos ataques contra los judíos.

Según fuentes británicas, el primer ataque se produjo contra una delegación de judíos iraquíes que estaban en camino a encontrarse con Illah en el Palacio de las Flores. Otras fuentes indican que todo comenzó tras un sermón antisemita en una mezquita local desde la cual luego salieron a realizar disturbios y persecuciones contra los judíos.

El Farhud marcó el inicio de la caída de la judería iraquí que contaba en esos momentos con unos 150.000 miembros. Entre 1950 y 1952 las operaciones israelíes de "Ezra y Nehemias" lograron traer al país a unos 120.000 judíos.