Expertos en antisemitismo acusan de negligencia a la policía alemana

Post thumbnailUn oficial de seguridad ingresa a la sinagoga de Halle tras el ataque Foto: REUTERS/Hannibal Hanschke
Expertos en antisemitismo criticaron en Berlín la actitud de las autoridades hacia esa ideología y, en referencia al reciente atentado cerca de una sinagoga, un representante de la Comunidad Judía de Berlín, Sigmount A. Königsberg, acusó de "grave negligencia" a la policía.

Aludía al ataque que, el pasado 9 de octubre, protagonizó el ultraderechista Stephan Balliet cuando intentó sin éxito penetrar en el templo judío en Halle, en el estado de Sajonia Anhalt, donde dos transeúntes murieron a consecuencia de sus disparos.

La desprotección de la puerta del templo de Halle "arroja muchas preguntas" sobre la labor de las fuerzas de seguridad, puesto que "cualquier institución judía está amenazada, independientemente de su dimensión", argumentó Königsberg en un encuentro con la prensa en Berlín.

El director de la Federación de las Organizaciones de Investigación sobre Antisemitismo, Benjamin Steinitz, recalcó por su parte que en Halle ya se habían producido varios incidentes de carácter antisemita en los últimos años, incluidas pintadas en el cementerio judío e insultos y acoso callejero a miembros de la comunidad judía.

Más allá de la importancia de la prevención, Samuel Salzborn, del Centro de Investigación del Antisemitismo de la Universidad Técnica de Berlín, denunció que el poder judicial en muchos casos no agota las posibilidades que ofrece la ley para perseguir los incidentes antisemitas.

Con frecuencia, los casos que no implican violencia física se acaban cerrando a pesar del elevado interés público que comporta su enjuiciamiento, lo que contribuye a la sensación de impunidad de los perpetradores, explicó.

Criticó además la falta de "sensibilización" de agentes de policía y dijo que en el caso de Berlín se ha detectado la ausencia de una formación específica para identificar ese tipo de situaciones.

En referencia al atentado de Halle, Salzborn apuntó que el derecho penal alemán está obsoleto en materia de legislación antiterrorista y no tiene en cuenta los cambios que se han producido en las últimas décadas en el ámbito de la extrema derecha.

En vista de las nuevas formas de radicalización, no es necesario "tener un carné de socio" para pertenecer a una organización terrorista. En sentido estricto, "no existen los lobos solitarios," aseguró Salzborn, puesto que "les guía el clima social".

El investigador también destacó el papel del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), al que acusó de "relativizar el antisemitismo" y de contribuir a que estas posturas se hayan vuelto "presentables en sociedad". Sin embargo, el resto de formaciones políticas también son responsables de "no alzar lo suficiente la voz".

Los tres expertos no ahorraron en críticas a la gestión del ministro del Interior, Horst Seehofer. Según ellos, su estrategia de reforzar los servicios de inteligencia domésticos ha demostrado ser "inefectiva" para prevenir los ataques a sinagogas y recordaron que se han contabilizado 19 casos en lo que va de año.

Königsberg también tildó de "escándalo" la falta de financiación pública de iniciativas que se dedican a combatir el antisemitismo y recordó que varias organizaciones activas en el ámbito de la prevención y de la desradicalización habían denunciado la semana pasada que deberán poner fin a varios proyectos hasta ahora financiados por el programa "Vivir la Democracia" del Ministerio de Familia.

Ante la controversia que causó la noticia, el ministerio aclaró que la partida presupuestaria en sí no se va a ver afectada. No obstante, confirmó que el número de proyectos financiados se reducirá en un 75 %. EFE