Ex diputado del Likud: “El ocultamiento de Netanyahu detrás de la inmunidad es un acto de corrupción”

Post thumbnailBenny Begin Foto: Knéset
El ex diputado del Partido Likud; Benny Begin, criticó fieramente al primer ministro, Benjamín Netanyahu, por encabezar presuntamente los esfuerzos para conseguirse la inmunidad en tres casos de corrupción. Begin calificó de hecho al titular del Ejecutivo de “corrupto” y se sumó los actuales diputados Gideon Saar y Michal Shir, que han criticado al mandatario sobre el asunto.

“Estoy siendo testigo con gran tristeza”, apuntó Begin a la radio estatal Kan. “El primer ministro se está escondiendo detrás del escudo de la inmunidad como miembro de la Knéset (Parlamento), con o sin enmiendas legislativas es un acto de corrupción”.

“Con este acto, el primer ministro intentar hacer un mal uso de su poder de liderazgo para beneficio personal, y está arrastrando a los otros a rebajarse con él”, despotricó Begin, hijo del ex primer ministro Menachem Begin. “Los miembros de la Knéset que apoyan el intento del primer ministro de huir de la justicia abusarán de su mandato al asistirle en un claro acto de corrupción”.

El ministro del Likud, Zeev Elkin, respondió que “lamenta mucho estas declaraciones porque si escuché bien estas afirmaciones, toda la cuestión de la inmunidad para los miembros de la Knéset es superficial y debería ser abolida y cada diputado en cada situación tiene que ser inmediatamente imputado en cada investigación”.

Begin, de 76 años, dejó el Parlamento el 30 de abril pasado tras servir como diputado durante dieciocho de los últimos treinta años.

Netanyahu prometió reiteradamente durante su campaña electoral que no promovería una ley que le garantizara la inmunidad. Sin embargo, numerosos reportes han sugerido reiteradamente que el primer ministro está impulsando una nueva ley de inmunidad para evitar su enjuiciamiento en tres casos en su contra.

El diputado Gideón Saar, un reconocido líder dentro del Likud, que se ha enfrentado más de una vez con Netanyahu en el pasado, ha sido el primero en romper filas y salir en contra del primer ministro.

“Esta legislación ofrece cero beneficio y provoca daños máximos”, apuntó Saar durante una entrevista ofrecida al Canal 12 de la televisión. Varios diputados del Likud respondieron a las declaraciones de Saar acusándolo de tratar de derrocar a Netanyahu.