Eshel a Smotrich: “El Ministerio de Justicia tiene en sus  manos el destino de la familia Netanyahu, y no será suyo”

Post thumbnailBezalel Smotrich Foto: Knéset
El hombre de confianza de la familia Netanyahu, Natan Eshel, encargado de las negociaciones para formar la coalición de Gobierno le dijo hace dos semanas al diputado Bezalel Smotrich, uno de los líderes de la Unión de Partido de Derecha, que el próximo ministro de Justicia tendrá la llave del destino judicial del primer ministro y su familia y por lo tanto “no hay posibilidades de que tu recibas esa llave, olvídate de eso”, apuntó Eshel a Smotrich, según el reporte del canal estatal Kan.

De acuerdo con el informe, la conversación entre Natan Eshel y Bezalel Smotrich tuvo lugar en la Oficina del Primer Ministro horas antes de que se disolviera al 21°Knéset (Parlamento) y contó con la presencia de varios participantes. Eshel intentó transmitirle a Smotrich el mensaje de que no se trata de un asunto político sino personal, y que por lo tanto no hay posibilidad de que reciba la cartera de Justicia, que estaba reclamando.

Eshel dijo en respuesta al canal que: “El asunto de la cartera de Justicia nunca fue un asunto de conversación. Dijimos que no se lo vamos a dar a ningún partido y así será. La cuentos inventados tal vez le hacen bien a quien no recibe lo que pide, pero no tienen conexión con la verdad”.

Smotrich se negó a comentar el reporte.

En respuesta, el diputado Yair Lapid, del partido Azul y Blanco, expresó: “Mentira. Smotrich recibirá todo lo que quiere a cambio de inmunidad para Netanyahu. Un estado gobernado por la Halajá (ley religiosa judía) al estilo Erdogan a cambio de que ‘Bibi’ (apodo de Netanyahu) escape de la amenaza de la justicia”.

La diputada Stav Shaffir, del Partido Laborista, apuntó: “Aquí está la explicación simple de por qué el ministro de Justicia provisional es Amir Ohana. El delincuente Natan Eshel, en nombre del delincuente Benjamín Netanyahu, en una operación para rescatarlo de la cárcel, y ellos son capaces de quemar todo en el camino. Tenemos que levantar cabeza y combatir a la gente que ha convertido al país en su reino privado”.