Escándalo bancario en Israel: perdonarán a multimillonario el 92% de su deuda

Post thumbnailEliezer Fishman Foto de la pantalla del Canal 2
Los bancos israelíes han expresado su oposición al acuerdo que implica una quita del 92 por ciento de la deuda de 1.700 millones de shékels (480 millones de dólares) del magnate Eliezer Fishman. En respuesta Fishman le dijo al Canal 2 que “no queda más dinero para dar”.

“Ellos pueden declararme en quiebra. ¿Quién los detiene?, se preguntó retóricamente. “No les aconsejaría que lo hagan; pero deben saber lo que es bueno para ellos”.

Los bancos Hapoalim y Leumí se oponen al acuerdo y la quita propuestos por el administrador designado por la corte (síndico) sobre su patrimonio.

El Banco Hapoalim manifestó que “la disposición no expresa el esfuerzo adecuado para pagar la deuda que tiene con el banco”.

Por su parte, el Banco Leumí indicó que “se precisa una revisión de las cantidades que pueden ser recogidas de la familia Fishman como parte de los procedimientos de quiebra”.

El acuerdo que los acreedores votan hoy permitiría al magnate inmobiliario Fishman, que también es propietario del diario financiero Globes y que tiene un importante paquete accionario en el diario de circulación masiva Yedioth Ahronoth, comenzar con la devolución de 140 millones de shekels (39 millones de dólares) y la recompra de acciones en dos de sus compañías, durante cinco años, por 260 millones de shekels (73 millones de dólares) que serán luego transferidas a sus acreedores.

El acuerdo también le permite a Fishman y a su esposa permanecer en su mansión palaciega en el lujoso barrio de Savion, al norte de Tel Aviv, durante un máximo de dos años.

Fishman le dijo al Canal 2 que la casa no es ni siquiera suya. “Durante treinta años ha estado a nombre de ella, y ella ha accedido a dar parte de la casa para el arreglo. Si no hay acuerdo, no tengo que irme de la casa”, aseveró.

Fishman adeuda en su cartera alrededor de 4.500 millones de shekels (1.300 millones de dólares) a una decena de acreedores, a quienes según los reportes otorgó garantías personales por 3.400 millones de shékels (958 millones de dólares). La cifra de 1.700 millones de shekels se refiere al valor combinado del aval.

El escándalo ha dejado al descubierto el grado en que los bancos más grandes del país, Bank Leumi y el Banco Hapoalim, han estado dispuestos a seguir prestando grandes sumas al multimillonario durante años exclusivamente sobre la base de sus promesas de pago y a pesar del impago de sus préstamos existentes.

Fishman, nacido en Rusia, fue hundido por la crisis financiera mundial, en 2008, y por la recesión de Rusia, que diezmó sus negocios e inversiones