En medio de la "crisis económica", la Autoridad Palestina aumenta el pago a los terroristas

Post thumbnailFoto: REUTERS / Mohamad Torokman
Los pagos que realiza la Autoridad Palestina por pensiones a terroristas se han incrementado 11% en 2019.

Así lo publicó la organización Palestina Media Watch (PMW), que se encarga de monitorear los medios de comunicación palestinos con el fin de visibilizar los mensajes que se emiten en lengua árabe, que revelan las verdaderas intenciones de los líderes palestinos.

En la referida publicación de PMW también se resalta el hecho de que la Autoridad Palestina estaba ocultando información sobre finanzas públicas, hecho que la Autoridad Palestina trató de enmendar al reanudar la publicación de datos en el sitio web de su Ministerio de Finanzas, aunque la información era incompleta.

Entre enero y mayo de 2019 se observó un incremento de 11% en el monto correspondiente al pago de pensiones y compensaciones a terroristas en comparación con 2018.

Este incremento ocurrió en medio de una crisis económica en la que la Autoridad Palestina disminuyó el salario de sus empleados pero incrementó el de sus altos cargos.

En lo que va de año, la Aut. Palestina ha hecho estipendios por concepto de "pagos por asesinatos" por algo más de 230 millones de NIS (unos 63 millones de dólares), y para fin de año estos pagos alcanzarán la cantidad de 562 millones de NIS (más de 150 millones dólares), 60 millones de NIS más que lo pagado en 2018.

La cifra dedicada en 2018 (502 millones de NIS) al pago de pensiones a terroristas que están o estuvieron presos en Israel por atentados terroristas en contra de Israel y sus ciudadanos, fue ocultada por las autoridades palestinas hasta que PMW las descubrió y las dio a conocer al público.

Estas cifras además no incluyen los pagos de la Autoridad Palestina a las familias de los terroristas palestinos muertos.

Un hecho significativo en este tema fue la aprobación de una ley israelí en contra de los mencionados pagos por asesinatos, bajo la cual el Estado judío deduce de la recaudación de impuestos que hace para la Autoridad Palestina, las cantidades equivalentes a dichas pensiones de sangre.

Por esta razón la Autoridad Palestina se niega a recibir el monto recaudado por los impuestos, el cual constituye una importante porción de su presupuesto total.

Los líderes palestinos tienen la esperanza de que los países árabes se encargarán de proveerles los fondos que se niegan a recibir de Israel, fondos que aún no llegan, mientras la sociedad palestina sufre los embates de la crisis económica. Pareciera que los líderes de la Autoridad Palestina no tienen ningún problema en usar el sufrimiento de su pueblo como moneda de cambio por unos fondos que alimentarán unas finanzas ya bastante maltratadas por la corrupción, que no pasa desapercibida en las calles palestinas.

La aprobación de esta ley también trajo como resultado una demanda a las naciones e instituciones donantes de la Aut. Palestina por una mayor transparencia en el uso de los fondos donados, originalmente dirigidos al desarrollo de la sociedad palestina en áreas de educación, salud e infraestructura, aspectos bastante alejados de los pagos por asesinato, que representan la promoción del terrorismo.

PMW también expuso un contradictorio mensaje televisivo de Mahmoud Abbas en el que declara que no abandonará a su pueblo ni a los "mártires" palestinos, mientras somete al resto de la sociedad a injustificadas penurias económicas.

"[Israel] recientemente comenzó a deducir una gran parte de nuestro dinero que recolecta… lo que se conoce como el dinero de deducción de impuestos que asciende a $200 millones al mes, con el pretexto de que estamos pagando salarios a las familias de prisioneros, mártires y heridos… Hemos dicho y le diremos a Israel y al mundo entero que no abandonaremos a nuestro pueblo y, en particular, a [aquellos] que se han sacrificado. Seguiremos apoyándolos incluso si estos fueran los últimos recursos financieros que tengamos".