En Kfar Masaryk una experiencia turística diferente

Post thumbnailRincón de la Muestra
 Fotos: Ruben Urman

El kibutz Kfar Masaryk, fundado hace 80 años en el norte de Israel en la Galilea del Oeste, abre sus puertas a los visitantes, ofreciendo una experiencia única que incluye recorrer los senderos del kibutz, una visita a la zona de los pioneros, un almuerzo en el comedor del kibutz y un viaje obligatorio a las pintorescas orillas y senderos verdes del río Na'aman, que se halla en la vecindad. Todo ello en el interesante Centro de Visitantes que se ha creado hace 4 años.

Taller del zapatero


El proyecto titulado “La Experiencia del kibutz” ofrece una visita única, pues no todos los días los turistas que llegan a Israel tienen la oportunidad de visitar un kibutz que ha mantenido su naturaleza original y algunas de sus auténticas instalaciones cooperativas hasta hoy.

Sala que fue el granero


Efrat Pelled-Sadeh, la fundadora y directora del Centro de Turismo nos dice sobre este proyecto, que en uno de los edificios de los años 40 se reciben grupos de todo el mundo para darles la vivencia real de lo que es un kibutzit. Efrat que es curadora de arte, es también la guía y quien trajo la idea en el 2015 se dirigió a la directiva del kibutz y les hizo notar “que había allí un tesoro, que se puede convertir en un sitio de turismo con mucho contenido” y junto con la Autoridad de Preservación de Sitios empezaron a conservar los edificios antiguos con todo lo que muestra el comienzo del movimiento kibutziano.

Inspiración en espejos


También está el hospedaje con 20 habitaciones varias que han sido ya reformadas. Pero todo en el espíritu rural. Los turistas pueden usar la piscina,

Efrat Sade es “Madonna”


Sobre el proyecto turístico nos cuentan que el edificio que era un granero, una especie de depósito general, se ha convertido en un Centro de Visitantes dividido en partes. En el mismo se hallan todos los objetos y artefactos de antaño, también está el antiguo taller del zapatero fanático del Shomer Hazair. Se puede ver el filme que muestra como era todo entonces y como es ahora. El filme y las visitas guiadas son en español, inglés ruso, hindú, francés y japonés. Desde el punto turístico es un sitio de “moreshet”  que se puede visitar todos los días de 10 a 13 horas. Para grupos con reserva previa,  también para organizar la visita en español

Suite del hospedaje


Otro interesante proyecto “Inspiración en el Espejo” es una exposición única y original, que se puede visitar hasta octubre de 2019, en la galería de arte dirigida también por Efrat, ubicada en el gran comedor, que es un edificio de estilo moderno pero con toque de Bauhaus. En la muestra participan 65 mujeres de 18 a 90 años, miembros del kibutz, que se unieron a un proyecto comunitario femenino en el que cada una eligió una mujer famosa con la que se identificaba, de todos los ámbitos del arte, literatura, sociedad, cine, etc.

Anat es Frida Kahlo


Cada una además debió escribir la razón por la cual eligió esa persona, y sus cualidades. Con todo ello se hizo una producción con fotógrafos maquilladores, diseñadores que lograron convertir a cada una de las 65 participantes en la persona elegida.

Historia del kibutz

Sobre la historia de Kfar Masaryk nos cuenta que en 1932 llegaron  hombres checos y mujeres lituanas,  que se mezclaron y se llamaron “chehovitas” y tuvieron que casarse para poder fundar un kibutz. Además soñaban con quedarse aquí pero los representantes del KKL avisaron que no convenía, por los pantanos. No había lugar para la agricultura. Pero ellos habían decidido y crearon el kibutz. Como no podían dedicarse a la agricultura se convirtió en el primer kibutz industrial.  Primero con la firma legendaria “Naaman”, en la que usando el barro de la zona se produjo ladrillos y tras muchos años siguieron con la porcelana rubro en el que hasta nuestros días es marca conocida.

Otra industria es “Haskar” productora de pintura. En 1967 debieron vender las dos industrias porque no cumplía con las “normas éticas” del movimiento kibutziano pues tenían contratados muchos trabajadores de afuera. En 1967 se abrió “Salora” firma conocida de aparatos de televisión. Que en los últimos años se ha convertido en empresa de electrónica y hace poco se creó otra fábrica, la de empaquetamientos. Hace 6 años hicieron un cambio a nivel económico pero continúa siendo kibutz aunque cada miembro tiene su propia economía.