En “Jasia” de Iafo se festeja las “Fiesta de Fiestas”

Post thumbnailTorta de Jánuca
Iafo es una atracción turística indiscutible y una de las razones, además de su Historia milenaria, es la coexistencia de varios grupos étnicos lo cual se hace notable en el ramo culinario con muchos restaurantes dedicados a todo tipo de comidas.

Karim, Amir y árbol de Navidad


Visitamos el local “Jasia” un restaurante asiático con influencias mediterráneas situado en un antiguo e histórico edificio de piedra que pertenece a la Iglesia ortodoxa griega de Iafo.

El chef Amir Agbaria anunció que durante todos los días del mes de diciembre en este local se llevaría a cabo un festejo de estilo “Fiesta de Fiestas”, celebrando Jánuca, Navidad y el fin de año Silvester. Para ello se preparan cocktails, platos y postres especiales relacionados con las fiestas que serán servidos todos los días. Además, se encenderán las velas de ambas fiestas, una gran “janukiá” junto al árbol de navidad.

La idea la trajo la empresaria y experta en culinaria Mika Shuruk que extrañaba las “Sufganiot” o rosquillas de Jánuca con la auténtica mermelada roja de frutillas. Y le encargó al famoso chef y repostero Gal Buchnik crear una para la fiesta. El resultado es una torta en forma de Janukiá con varias rosquillas en lugar de velas coronada con la mermelada.

Gal es el flamante ganador del concurso “Misjakei Chef”. Además, tiene varias escuelas de cocina en todo el país. Para llevar a cabo el proyecto de Mika se unieron Amir y Karim de Jasia, y Gal que se encarga de los postres servidos durante la celebración.

Gal Y Amir


Sobre Jasia, un local que abrieron dos amigos de la infancia, Johny Gandour y Karim Zarik que de esta manera cristalizaron un viejo sueño. Nos explican que la cocina de Jasia nació por el genuino amor por la comida asiática y el cariño y respeto por las excelencias de la cocina tradicional árabe de Iafo. Más tarde se unió a ellos el que es su actual chef Amir que aportó su experiencia de años en el ramo gastronómico.

El resultado es una excitante mezcla de comida asiática con influencias de esta milenaria ciudad. El restaurante es un ambiente único y con decorado mágico que provoca una sensación excepcional.

Los altos muros de piedra, son auténticos según explican Karim y Johnny quienes lo descubrieron durante la renovación del lugar, por lo cual se ven tentados muy a menudo a contar la historia y recordar a los visitantes la rara combinación de lo viejo y lo nuevo tanto en el edificio con en el menú, que fusiona las cocinas tradicionales de Iafo con la de Asia, que es un tipo de fusión contemporánea.

Probar los platos asiáticos y los tradicionales se descubren sabores que surgen de mezclar también los materiales y finalmente se traducen en una verdadera emoción al paladar.

También el diseño es una fusión, las paredes intercaladas con arcos, las altas y fuertes vigas de madera, las cuerdas y los pescadores se mezclan con elementos asiáticos. Tiene una sala principal y galería puede acoger unas 80 personas, una sala superior VIP para 50 invitados, para eventos privados.