En el frente de batalla contra el COVID-19, Israel trabaja en varias armas tecnológicas

Post thumbnailFoto: Pixabay
Ya nos hemos acostumbrado a escuchar con asombro las noticias provenientes del frente israelí en la batalla por lograr significativas victorias en materia de medicina, salud y bienestar. Por supuesto, la nación que ha hecho de la innovación tecnológica un modo de vida está aportando sus mejores armas para ganarle terreno a la pandemia generada por el más minúsculo de los enemigos de la humanidad.

Como muestra, podemos acotar que este pasado 24 de marzo se llevó a cabo una serie de teleconferencias entre expertos israelíes y de otras partes del mundo para atacar el problema del coronavirus, mientras que en abril se llevará a cabo un evento que sentará, virtualmente, a inversionistas frente a investigadores en biotecnología y tecnología médica.

Una rápida revisión de los medios especializados nos aporta asombrosa información acerca de los logros actuales o los que vienen en camino.

Por ejemplo, en el campo de la detección de la infección y de afectados por el coronavirus varias empresas israelíes están en una campaña tan frenética como eficiente para lograr los mejores y más prácticos métodos de detección de la infección en muestras de pacientes. Desde la aplicación de algoritmos e inteligencia artificial para optimizar las pruebas PCR regulares, pasando por la creación de un método para detectar la infección en muestras de saliva en un lapso de 50 minutos, hasta culminar con el desarrollo de una prueba que detecta la huella de la infección !en la voz del enfermo!, de aplicación remota y que puede servir para el monitoreo de la recuperación de los pacientes a distancia. También es notable el avance alcanzado en el desarrollo de un test que maneja simultáneamente varias muestras en el mismo recipiente.

Otras soluciones apuntan a la atención de potenciales afectados vía chats o conversaciones online, en los que se monitorean cambios en la salud de los entrevistados y se dirigen los esfuerzos a la atención médica individual, cuando sea necesario o solo cuando se detecten altos niveles de severidad en la enfermedad.

Una de las propuestas tecnológicas consiste en un sensor térmico de aviso remoto ante la presencia de síntomas. Otro grupo de investigadores trabaja conjuntamente con varios países en la determinación de condiciones genéticas que favorecen o afectan negativamente la actividad del coronavirus. Aplicaciones de diagnósticos por imagen están siendo adaptadas a la nueva pandemia y ya están desplegadas en varios países europeos y asiáticos.

En lo que a tratamiento de pacientes respecta, las soluciones tecnológicas y de inteligencia artificial desarrolladas en Israel también tienen mucho que aportar. Atención y monitoreo remoto de pacientes aislados y estetoscopios digitales se alistan entre muchas de estas.

Dispositivos de monitoreo del tipo reloj y sistemas de video-consultas atienden a pacientes que no merecen ser internados u hospitalizados, así como los sensores de cama vigilan a pacientes que yacen acostados.

Algunos hospitales en Estados Unidos y Europa ya se valen de sistemas analíticos de inteligencia artificial, desarrollados en Israel, que logran predecir situaciones graves en pacientes, varias horas antes de que puedan suceder, lo que lleva a actividades y tratamientos que las prevengan.

Otras áreas que ya cuentan con algunas soluciones y de las que se esperan grandes avances en los días y semanas por venir son la del tratamiento y la vacuna. Catéteres para oxigenación de la sangre, terapias de regeneración para el sistema respiratorio, vacunas producidas a partir de algas o pollos, estimulación de producción de anticuerpos en los pacientes, desarrollo de drogas que inhiben el coronavirus o que previene el deterioro de los órganos; métodos y sistemas de intubación y ventilación de pacientes y hasta aplicaciones de realidad virtual para la atención psicológica de pacientes que lo requieran, en casos tales como el manejo de estrés y la angustia, ejercicios cognitivos y físicos, entre muchas otras.

Como se puede ver, no es corta la lista de las soluciones que la startup nation está aportando en esta épica batalla en la que se enfrasca la humanidad. Y aún quedan cosas por venir…