Embajadora de EEUU en ONU: El “derecho del retorno” de los palestinos debería estar “fuera de la mesa”

Post thumbnailNikki Haley Foto: Misión de EEUU en la ONU vía Flickr
La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, cuestionó abiertamente los reclamos palestinos sobre el llamado “derecho del retorno” a Israel, señalando que cree que esa controversial y sensible cuestión debería ser sacada “fuera de la mesa”.

Haley sugirió que la Administración Trump debería considerar oficialmente rechazar la demanda palestina de que a todos los refugiados -como así también a sus descendientes-, que fueron desplazados durante la guerra que lanzaron los árabes contra el incipiente Estado judío, entre 1947 y 1948, se les permita regresar al actual Israel.

“Creo definitivamente que tenemos que mirar el ‘derecho del retorno’”, dijo durante una presentación en la Fundación para la Defensa de las Democracias, un grupo de estudio (think tank) con sede en Washington, estrechamente alineado con Israel.

Cuando se le preguntó si el tema debería estar "fuera de la mesa", Haley respondió: "Estoy de acuerdo con eso, y creo que tenemos que ver esto en términos de lo que está sucediendo con los refugiados en Siria, lo que está sucediendo en Venezuela".

El llamado “derecho del retorno” es uno de los temas centrales de disputa en el conflicto israelí-palestino. Los palestinos afirman que cinco millones de “refugiados”, es decir decenas de miles de los refugiados originales y sus millones de descendientes, tienen “derecho al retorno”. Israel rechaza esa demanda indicando que se trata de una maniobra de los palestinos para destruir al Estado judío, mediante la alteración de su equilibrio demográfico. Actualmente, los judíos representan alrededor del 75 por ciento de la población de Israel. Un flujo de millones de palestinos significaría que Israel dejaría de tener una mayoría judía.