El Teatro Hacámeri se enorgullece en presentar “Duelo sin fin”

Post thumbnail
Estreno mundial de una obra mítica de Hanoch Levin

 El Teatro Hacámeri acaba de anunciar el estreno mundial de “Duelo sin fin” (Mitabel lelo ketz) la obra mítica del gran dramaturgo Hanoch Levin, fallecido hace veinte años.

Ari Folman


Es esta una indudable extraordinaria producción que cuenta con una directiva y elenco de lo mejor del teatro local. El director es el muy aclamado cineasta Ari Folman (Vals con Bashir), que esta será la primera vez que dirige una obra de teatro. El elenco está encabezado por el gran actor Moris Cohen que ha tenido mucho éxito en el cine y series de televisión. Pero esta es su primera aparición en teatro en los últimos 4 años.  La escenografía es de David Polonsky, los trajes de Orna Smorgonski, la música original y la producción musical de Efrat Ben Zur, el movimiento es creado por Andrea Constanza Martini. Será presentada a  partir del 17.1 20.

Ran Gwetta


En ocasión de la presentación del gran proyecto tuvimos oportunidad de escuchar al director del teatro, Ran Gwetta, que expresó su orgullo de que el teatro bajo su dirección sea el primero de repertorio que pone en escena esta obra. Ran Gwetta agregó: “A pesar del riesgo involucrado, con problemas presupuestarios y una demanda para generar ingresos, es imperativo continuar creando teatro de calidad y menos convencional. Sabemos cómo hacer ambas cosas, y tener éxito en hacer obras de teatro y obras que traigan dinero, pero no renunciaremos al arte. Para ello estamos aquí, promovemos y representamos el rostro de la cultura israelí y seguimos liderando”. Con respecto a ello destacó el hecho del gran éxito que tiene el teatro en Israel comparado con otros países del mundo, en los que se encontró con salas semivacías. En Israel generalmente las salas tanto de teatro como de otras representaciones culturales están siempre repletas”.

Segal y Cohen


La obra, escrita por Levin en 1992 y publicada solo después de su muerte en 1999, comienza con una imagen que representa al hijo del rey en su lecho de muerte. La trama gira sobre este rey junto al lecho de su hijo moribundo, rodeado de gente que los consuela. Diferentes personajes rodean el rey durante la agonía y muerte de su hijo: experto mental, los llorones que lamentan, la enfermera que es también una mujer reconfortante y se supone que hace milagros y su aprendiz, que están tratando de traer al niño de vuelta a la vida .Todos tratan de ayudar al rey a hacer frente a la situación. Hay dos médicos que informan claramente al rey que su hijo está muriendo y el rey está lidiando con su dolor. En primer lugar, es una historia sobre la muerte, pero a diferencia de las obras de Levin, él habla más sobre cómo lidiar con el dolor, y no solo sobre cómo lidiar con la muerte, Es interesante destacar que en la obra había sido puesta ya en escena pero en forma más reducida en ocasión del Festival Internacional del Teatro del Hacámeri en 2017, interpretada por un grupo de egresados de la Escuela Goodman de Beer Sheva.

David Belinka


El director Folman al presentar fragmentos de la obra ante la prensa expresó su emoción y orgullo de poder dirigir una obra inédita del gran dramaturgo israelí Hanoch Levin. Aseguró que es una adaptación escénica grandiosa de la obra que produce el Teatro Hacámeri. Hanoch Levin falleció en el verano de 1999, dejando atrás la gran cantidad de 22 obras que no pudo presentar el mismo. Ahora a 20 años de su muerte, su viuda, Lillian Berto, contactó a Ari Fulman y lo invitó a dirigir alguna de ellas, y este cineasta eligió Mitabel lelo ketz” pues tras leerla, entendió de inmediato que se trataba de un tema importante y la base segura para poner en escena una obra maestra.

Folman presenta la obra


Ari Folman agregó “Hanoch Levin es uno de los más grandes y conserva el idioma hebreo y es un error considerarlo solamente “el dramaturgo nacional” o un gran dramaturgo, porque también fue un enorme director. Tal como pudimos ver en las varias obras que dirigió en vida como “Réquiem” (Hashkavá) por ejemplo. Este es un drama con el que los israelíes pueden conectarse desde todas las direcciones”, explicó. Agregó que también en este drama no es la muerte del hijo el elemento central sino el hecho de una persona que cuando llega a su fin se da cuenta de que ha desperdiciado toda su vida lidiando con cosas incorrectas.


El elenco encabezado por Morris Cohen en el rol del Rey, se completa con otras figuras importantes del teatro local: ante todo dos veteranos y muy querido actores que es un placer y honor verlos en escena: Yossi Segal y Yossi Kantz en el rol de los “Weepers”. Maya Landsmann es la enfermera maga, el actor de origen argentino David Bilenka, Eran Mor, Tal Weiss, Yoav Levi, Yru Rawitz, David Shaul, Eran Sarel, Shoham Sheiner. Acompañan la obra un grupo de bailarines y músicos.