El Teatro-Ballet de Basilea presenta en Israel “Tuvia”

Post thumbnail
El Teatro-Ballet de Basilea que llega de Suiza presentará en Israel la pieza “Tuvia” (Tevye) basada en la obra “Tuvia el lechero” de Shalom Aleijem por primera vez en una versión de danza contemporánea y con música original. Es un trabajo del coreógrafo Richard Wherlock, director artístico de este ballet, y la música del compositor Olivier Truan.

La dramaturgia de Bettina Fischer y la dirección musical estará a cargo de Ariel Zuckermann. La música fue escrita especialmente para la coreografía y parte de ella será interpretada en vivo por el quinteto de músicos suizos “Voice of Joy” fundado y dirigido por Truan. El espectáculo se presenta en ocasión de celebrarse los 70 años de relaciones diplomáticas con Suiza y cortesía de “Dreyfus Bank”. El 25 y 26 de septiembre en el Hogar de la Opera Centro de las Artes Escénicas.

De todos los personajes de la ficción judía moderna, el más amado y el único que ha cruzado más allá de las fronteras del mundo judío es la imagen de “Tuvia”, el conmovedor lechero, citado por las fuentes, que fue inmortalizado en libros y con versiones premiadas en teatro y cine bajo el nombre de “El Violinista en el Tejado” (“The Fiddler on the Roof”) que resultó también ser el musical más exitoso en todo el mundo. Shalom Aleichem (Shalom Rabinovich 1859-1916), el creador de Tuvia fue uno de los más grandes escritores idish e incluso fue apodado “El Mark Twain judío”.

El estreno de esta pieza tuvo lugar en el 2015, en el Teatro de Basilea y fue un éxito instantáneo. Su creador, Richard Wherlock, confesó que sintió una conexión con la cultura judía a una edad temprana. La idea de trabajar en esta pieza nació cuando se encontró con el músico y compositor Truan. Con nuevas interpretaciones y técnicas modernas de baile, Wherlock cuenta la conmovedora historia del héroe de Aleijem, que surge de la ficción clásica idish y la cuenta a través del baile. La alegría, el sufrimiento y el dolor del amor se hacen realidad, al igual que el tema de las tradiciones, creencias, rituales y costumbres que al mismo tiempo y lugar han hecho que las personas se rebelen repetidamente contra las asfixiantes convenciones.

La danza moderna combina tradiciones musicales judías y estilos de Europa del Este junto con improvisaciones de jazz. El coreógrafo aborda dos aspectos principales: el estado básico del “Tuvia” de Shalom Aleijem y su conflicto con sus hijas que insisten en casarse con quienes aman, un motivo humano universal con el que cualquiera puede identificarse. El segundo aspecto se expresa en la escena que agregó en el primer acto en el que una corriente de refugiados atraviesa la aldea camino a la vasta área de la ciudad ucraniana y es una referencia a la realidad política entonces y ahora. Declara “La necesidad de Tuvia de imponer los deberes de la tradición a sus hijas se puede entender hoy, en relación con la destrucción de la cultura judía en Europa del Este y la idea de la falta de vivienda y la sensación de alienación de un extranjero o refugiado donde vive”.

Fotos: Ismael Lorenzo