El pueblo de Mussolini deja de financiar los viajes de jóvenes a Auschwitz

Post thumbnailMarcha por la Vida en el campo de exterminio de Auschwitz Foto archivo: REUTERS/Kacper Pempel
El Ayuntamiento de Predappio, la localidad italiana donde nació y está enterrado el dictador Benito Mussolini, ha decidido dejar de financiar el proyecto "Tren de la Memoria", por el que se organizan viajes para jóvenes al campo de concentración nazi de Auschwitz, por considerarlo una iniciativa "de parte", según ha asegurado el alcalde.

Desde 2011, el ayuntamiento de Predappio (norte de Italia) subvencionaba los viajes de los jóvenes de la localidad al campo de concentración, pero este año ha decidido dejar de hacerlo porque el proyecto "no se preocupa de hacer conocer la historia en sus 360 grados", según ha explicado el alcalde, Roberto Canali, de centroderecha.

Canali ha criticado que el "Tren de la memoria" ignora otros crímenes como "los gulags" estalinistas o las "foibe", la matanza de italianos en la frontera con la actual Eslovenia por parte de partisanos yugoslavos en la Segunda Guerra Mundial, y ha argumentado que cuando se organicen visitas a estos lugares serán "los primeros en colaborar".

La asociación "Generazioni in comune" se encargará de pagar los 370 euros que costaba el viaje al joven que había solicitado unirse al proyecto este año, y denuncia a través de un comunicado que se trata de "una cantidad ínfima" que habría dado la posibilidad de conocer a este chico "la tragedia más grande de la humanidad".

Esta situación llega en un contexto de creciente racismo y antisemitismo en Italia, como ha quedado de manifiesto en el caso de Liliana Segre, senadora vitalicia y sobreviviente de Auschwitz, que recibe 200 amenazas diarias y ha tenido que recibir una escolta tras presidir una comisión parlamentaria sobre la intolerancia.

El municipio de Predappio, donde está enterrado Mussolini, también ha sido protagonista de múltiples polémicas desde que Canali, primer alcalde de derecha en el pueblo en 75 años, prometió reabrir la tumba del dictador para las visitas. EFE