El presidente Rivlin visitó agricultores cercanos a Gaza

Post thumbnailFoto: Mark Neyman (GPO)
Reuven Rivlin se reunió con agricultores locales para tratar las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Allí les comentó "Sin agricultura Israel no tiene independencia".

El presidente comenzó su visita en el kibutz Ein Hashlosha, con agricultores locales que se enfrentan a la nueva realidad creada por la pandemia de coronavirus, y continuó su visita en la fábrica Hinoman, que produce la lenteja de agua Mankai, en el kibutz Be’eri. Antes de retirarse, dio inicio a la temporada de cosecha de trigo en los campos del kibutz Sa’ad.

La primera parada del presidente fue en las granjas que producen semillas de maíz y girasol junto al kibutz Ein Hashlosha, donde escuchó sobre los productos agrícolas del área alrededor de Gaza y los recientes problemas. El presidente estuvo acompañado en su visita por el jefe del Consejo Regional de Eshkol, Gadi Yarkoni, y los agricultores Dan Weizman de Ein Habsor, Lior Katri del moshav Ohad, Galil Nachum del moshav Mivtachim, Yohanan Kopler del kibutz Ein Hashlosha, Yedidia Hochman del moshav Bnei Netzarim, Orna Eisenstein del kibutz Magen y Shmuel Blaberman del kibutz Nir Yitzhak.

Actualmente, los productos agrícolas del consejo regional de Eshkol representan alrededor del 60% de la demanda del mercado interno en Israel. En el área alrededor de Gaza, a la que el presidente se refirió como "alrededor de Israel", se cultivan frutas y verduras típicas israelíes: pepinos, calabacines, berenjenas, lechugas, hierbas, repollo, sandía, melones, piña, fresas, aguacate y más.

En declaraciones a los agricultores, el presidente dijo: “El coronavirus nos ha abierto los ojos a cosas que una vez se dieron por sentadas y simplemente las habíamos olvidado. Por ejemplo, la importancia de los fundamentos de este país, uno de los cuales es la agricultura. La frase "comprar azul y blanco" tenía cierta importancia, y sabíamos que siempre podíamos cuidarnos mejor y estábamos orgullosos de ello. Con el tiempo, las fuerzas del mercado y los problemas económicos han liderado el camino, pero en estos días nos recuerdan los fundamentos. La independencia de Israel es lo más importante y, sin agricultura, Israel no tiene independencia. Desde aquí les pido a los ciudadanos israelíes que compren azul y blanco. Compren productos israelíes. Compren esta maravillosa producción".

El presidente continuó su visita en la empresa Hinoman de tecnología agroalimentaria en los invernaderos del kibutz Be’eri, donde le mostraron la lenteja de agua Mankai (de la familia de la llamada Lemna), un vegetal de hoja verde denominado "el futuro de los alimentos". Mankai es cultivada en las piscinas invernaderos más grandes de su tipo en el mundo, utilizando un entorno de cultivo controlado por sensores, sistemas computarizados y una fórmula secreta de fertilizantes. Este es un nuevo tipo de agricultura, que no necesita tierra ni trabajadores humanos y que utiliza cantidades mínimas de agua e iluminación.

Mankai contiene proteínas cuyo perfil es idéntico a las proteínas que se encuentran en los huevos, un alto nivel de hierro y una cantidad ideal de Omega-3, fibra dietética y vitaminas para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico. Su digestibilidad en humanos ha sido científicamente probada.

El CEO de Hinoman, Ron Salpeter, explicó que “este súper vegetal de hoja verde es perfectamente nutritivo y es producido mediante una tecnología única que desarrollamos para garantizar la consistencia y el impacto positivo en su rendimiento físico. Los principales institutos de investigación de todo el mundo ven en Mankai una oportunidad para una verdadera revolución en la calidad de los alimentos y una contribución a la resistencia física. Todos hemos visto recientemente cuánto dependemos de nuestro sistema inmunitario para hacer frente a la pandemia del  coronavirus. La idea de comer lo que estamos acostumbrados, pero de una manera más saludable, es una verdadera revolución”.

Al final de su visita al área de Gaza el presidente, acompañado por el gerente de campo Chaim Landsman y el productor de trigo Yehuda Nir, dieron inicio a la temporada de cosecha de trigo en los campos del kibutz Sa’ad. Yehuda condujo la cosechadora con el presidente sentado en la cabina y juntos comenzaron a cosechar el trigo de esta temporada, con la esperanza de obtener excelentes cosechas.

El jefe del consejo regional de Eshkol, Gadi Yarkoni: “Estamos muy emocionados de dar la bienvenida al presidente a nuestros campos y comenzar la cosecha con él. Durante estos meses, cuando estalló la pandemia de coronavirus, el Estado de Israel recibió un serio recordatorio de la importancia de la agricultura israelí para la resiliencia y la seguridad alimentaria de su pueblo. Hemos sido bendecidos con un presidente conectado con la agricultura, que aprecia y conoce la agricultura israelí, que nos da la fuerza para continuar, a pesar de los desafíos".