El presidente de Israel consternado ante la recomendación a judíos alemanes de no llevar kipá

Post thumbnailReuvén Rivlin con Ángela Merkel Foto: Amos Ben Gershom GPO Wikimedia CC BY-SA 3.0
El presidente, Reuvén Rivlin, se mostró hoy preocupado ante la recomendación del encargado contra el Antisemitismo del Gobierno de Berlín de que los judíos en Alemania no utilicen la kipá, el solideo judío con el que los varones se cubren la cabeza, ante posibles ataques antisemitas.

"Estoy profundamente conmocionado", declaró Rivlin sobre los comentarios de Felix Klein, quien ayer afirmó que no podía aconsejar a los judíos que lleven la kipá en ninguna parte de Alemania.

Rivlin afirmó que "la responsabilidad por el bienestar y el derecho a la libertad religiosa de la comunidad judía alemana está en manos del Gobierno de Alemania y sus agencias de seguridad".

El presidente israelí dijo apreciar la posición moral de Klein y su compromiso con la comunidad judía, pero añadió que "los temores sobre la seguridad de los judíos alemanes son una rendición al antisemitismo y la admisión de que, nuevamente, los judíos no están seguros en tierras alemanas".

"Nunca nos someteremos, nunca bajaremos la guardia y nunca reaccionaremos al antisemitismo con derrotismo, y esperamos y demandamos a nuestros aliados que actúen de la misma forma", concluyó Rivlin su declaración en un comunicado.

Klein, cuyo departamento está adscrito al Ministerio del Interior alemán, había apuntado al crecimiento de los movimientos ultraderechistas en su país como uno de los motivos detrás de esta advertencia y aludido a una estadística sobre delitos de trasfondo antisemita que muestra un claro aumento de los ataques, insultos y propaganda contra este sector de la población.

Según cifras recientemente difundidas por el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, el cómputo de los delitos xenófobos y antisemitas se incrementó en 2018 en casi un 20 %, registrándose 7.700 delitos de índole racista, de los cuales 1.799 casos fueron de carácter antisemita. EFE