El Pentágono firma la orden para la retirada de las tropas de Siria

Post thumbnailFoto: Jacob Connor Departamento de Defensa de EEUU
El Pentágono inició formalmente el proceso de retirada de las tropas estadounidenses en Siria, donde hay desplegados 2.000 soldados como parte de una coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

"La orden para Siria ha sido firmada", dijo un portavoz del Pentágono que no ofreció más detalles sobre los plazos fijados para el repliegue de los militares.

Según la CNN, que cita a un funcionario del Pentágono, la orden ha sido firmada por el general James Mattis, que abandonará su cargo como secretario de Defensa a final de año.

Mattis anunció su salida del Ejecutivo un día después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, proclamara la "derrota" del Estado Islámico en Siria y anunciara el repliegue de los soldados desplegados en ese país como parte de una coalición internacional.

Esa coalición colaboraba con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza encabezada por milicias kurdas y que teme que la retirada de Washington provoque un resurgimiento del Estado Islámico.

A la decisión de Mattis, le ha seguido la dimisión del enviado especial Estados Unidos para la coalición contra el Estado Islámico, Brett McGurk, en protesta por la salida de Siria.

Tanto Mattis como McGurk han expresado públicamente su preocupación por la forma en que Washington ha tratado a sus aliados en Siria.

En su carta de renuncia, Mattis hizo una férrea defensa del sistema de alianzas de EE.UU. en el mundo y opinó que Washington debe "tratar a sus aliados con respecto", así como ser "resuelto e inequívoco" en la forma en que lidia con sus competidores, entre los que mencionó a China y Rusia.

Frente a ello, en líneas generales, el mandatario apuesta por una estrategia aislacionista y considera que sus socios "se aprovechan" del liderazgo estadounidense.

En el caso de Siria, Trump cree que ha cumplido su objetivo al derrotar militarmente a los jihadistas y considera que otros países, como Turquía, pueden terminar el trabajo que Estados Unidos ha iniciado en ese país.

De hecho, Erdogan ha dicho que él mismo prometió a Trump el 14 de diciembre que Turquía se encargará de "limpiar" Siria del Estado Islámico.

Según la coalición internacional liderada por Estados Unidos, al Estado Islámico solo le queda en Siria e Irak un 1 % del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó su califato. EFE