El partido ultraortodoxo “Judaísmo Unido de la Torá” se dividiría en dos partes

Post thumbnailReunión de una parte del Consejo de Agudat Yisrael. Foto Wikipedia
Imitando a los partidos de todo el espectro político israelí, el partido ultraortodoxo Yahadut Hatorah Hameuḥedet (Judaísmo Unido de la Torá) anunció que se separará en dos partes.

Los partidos religiosos “Degel HaTorá” y Agudat Israel se separarían, pero señalaron que este procedimiento no impedirá que se presenten juntos en vistas a las elecciones del 9 de abril. Un informe dirigido al moderador del Comité de la Knéset, indica que de conformidad con el acuerdo realizado antes de las elecciones, sus dos facciones  Degel Hatorá, partido ashkenazí judío de origen lituano (no jasídico) y Agudat Israel, que representa a la comunidad jasídica, se dividirán.

En las elecciones anteriores, Agudat Israel tuvo el 60 por ciento de la lista electoral de Yahadut Hatorah Hameuḥedet, y los candidatos de Degel Hatorah completaron el 40% restante, representando en la Knéset seis escaños, de los cuales se dividen en cuatro y dos escaños respectivos.

Hablando en una sesión del Comité de la Cámara de Representantes, que originalmente fue convocada para formalizar la desintegración del partido de Lista Arabe Unida, el jefe de la facción de Degel Hatorá, miembro de la Knéset, Moshe Gafni, subrayó que la división ultraortodoxa no será permanente. “La separación, es un procedimiento entre facciones, sin importancia para enfrentar las elecciones”, manifestó.

Por otra parte, según informes Yahadut Hatorah Hameuḥedet, estaría en conversaciones para una posible fusión, con el partido ultraortodoxo “Shas”, cuya base electoral está formada principalmente por judíos ultraortodoxos de origen sefaradí. El primer ministro Benjamin Netanyahu, ha respaldado la alianza prospectiva y se ofreció a mediar entre las partes, con el objetivo de formar un sólido bloque de derecha después de las elecciones.

Degel Hatorá superó ampliamente a Agudat Israel en las elecciones locales de octubre, ganando casi el doble de asientos municipales en todo el país, sorprendiendo a muchos en la comunidad ultraortodoxa.

Frante a las elecciones también puede haber problemas para las facciones ahora separadas de la Lista Arabe Unida, que también se dividió formalmente en la Reunión del Comité de la Knéset un día después de que el veterano legislador árabe israelí, Ahmad Tibi, anunciara que su partido Ta'al - Tnu'a Aravit LeHithadshut (Movimiento Árabe para la Renovación) rompería los lazos con la alianza de Lista Conjunta, indicando que el partido se presentaría independientemente en las elecciones.

La Lista conjunta se formó en enero de 2015 después de que la Kneset elevara el umbral electoral, aumentando el porcentaje de votos que un partido debe ganar para obtener un escaño en el parlamento de 120 escaños del 2 al 3.25 por ciento. La Lista Conjunta, una coalición de comunistas, nacionalistas palestinos, musulmanes religiosos y feministas, obtuvo 13 escaños en las elecciones del Knesset de marzo de 2015, convirtiéndose en una de las facciones más grandes de la oposición.