El niño Mozart en la serie "Sonidos mágicos" de Nitza Shaul

Post thumbnailFoto Zevker
La Serie infantil “Sonidos mágicos” celebra el final de la temporada con el montaje “Mozart the Wonder Boy” que es la divertida historia infantil del genio compositor Wolfgang Amadeus Mozart. Recordemos que se trata de una exitosa e interesante serie infantil, que se originó hace años, ideada y dirigida por Niza Shaul y producida por la Opera Israelí en el marco de una actividad creada para favorecer a los niños en cuanto al conocimiento de la música clásica y por supuesto puede ser de gran atracción para los grandes también como lo ha demostrado el muy justificado éxito.  Se presenta entre el 16.6 al 20.6 a las 17hs en el Hogar de la Opera.

En “Mozart the Wonder Boy” Nitza Shaul, junto con los músicos, el cantante y los bailarines de la Compañía de Danza Sabotage, interpretará pasajes cómicos en el espíritu del niño maravilloso de todos los tiempos. La trama de la historia cuenta la historia del pequeño Mozart, un niño feliz, lleno de vida y muy travieso. A la edad de 3 años había logrado tocar perfectamente las melodías del piano. Todos lo llamaban Wolffy, quería divertirse todo el día, le robó una tarta de manzana a la cocinera Tarra, se volvió loco con su talentosa hermana y su perro favorito. Fue un verdadero genio, comenzó a componer a la edad de cinco años y no dejó de sorprender a todos a su alrededor. La obra cuenta la emocionante historia de la infancia y su viaje al famoso concierto en el que lo presentaron ante el Emperador y la Emperatriz en Viena, acompañados por la maravillosa música que escribió: una marcha turca, música nocturna, una canción de primavera, la caza, la flauta mágica y otras sorpresas musicales.

Este proyecto es una  experiencia multidisciplinaria para niños de 4 a 10 años, pero atractiva a toda la  familia. A través de entretenidos conciertos se dramatizan secuencias de la infancia de grandes compositores o de diferentes estilos musicales, con música, danza y canciones.  Los encuentros se llevan a cabo en la confortable sala "Estudio" del Mishkán, donde los espectadores menudos se sentarán sobre alfombras y cojines. A Niza Shaul se unen la soprano  y los cantantes del Estudio de la Opera