El Museo de Arte de Haifa presenta “Arte peligroso”

Post thumbnailSvetlana Reingold
Se ha inaugurado en el Museo de Arte de Haifa una nueva e interesante muestra titulada Arte Peligroso y la curadora es Svetlana Reingold quien nos explica el tema de la exposición: “Los cambios políticos en el mundo occidental forzaron a muchos países democráticos a vivir en un constante ´estado de emergencia´, lo que lleva a una erosión de los derechos de los ciudadanos y las instituciones.

Khen Shish "A callar"


El nuevo grupo de exposiciones en este museo, gira en torno a la respuesta de los artistas a las limitaciones impuestas a la libertad civil, en Israel y en todo el mundo”.

En efecto, los múltiples trabajos de las exposiciones se relacionan con cuestiones sociales como el derecho de protesta, los derechos de las mujeres, los derechos de la comunidad “LGBT” (lesbiana, gay, bisexual y transgénero) y los derechos de los refugiados. Muchos artistas usan el activismo artístico como estrategia, y plantean la cuestión de si el arte contemporáneo tiene el poder de funcionar como una marco de protesta política.

A la izquierda "Pabellón de refugiados", a la derecha "Protesta de mujeres"


Esto en contraste con el punto de vista común, según el cual el espíritu revolucionario ha terminado y toda forma de crítica ha sido dominada bajo una censura castradora.

La exposición es muy rica y entretenida, destinada por su tema a todo el mundo. Cuenta con trabajos de 80  artistas de fama, israelíes e internacionales, que participan en grupo o de forma individual.

Entre ellos Tracey Moffatt, Vik Muniz, María María, Acha-Kutscher, Gilbert & George, Daniel Arzola, Gil Yefman, Khen Shish, Eldad Rafaeli, Ben Hagari, Oren Ziv, Oded Balilty, Nirit Takele, Keren Anavy, Dede y Nitzan Mintz, AME72, y otros.

Reingold agrega que “El mundo del arte actual, en Israel y en todo el mundo, muestra un interés creciente en la intersección del arte y el activismo social conocida como artivismo”, esta nueva forma de expresión aspira a combinar el arte y el activismo en igual medida.

A la zquierda "Colaboraciones de Yefman"


La crítica de arte contemporáneo se embarca en el poder del arte para funcionar como una plataforma para la protesta política. El activismo artístico es un nuevo fenómeno que se ha convertido en elemento básico de nuestro tiempo, es diferente del tipo de arte crítico que dominó el discurso modernista en el siglo XX. “Desde el comienzo del Modernismo, los artistas se han esforzado por abordar los tabúes de manera radical e innovadora.”

El arte de vanguardia fijó su mirada en "el sistema": la forma de gobierno, la estructura social, la distribución del capital y las cuestiones de vigilancia y control. Las obras exhibidas no solo tienen por objeto representar la lucha de los oprimidos, sino también crear un espacio para la intervención de activistas, mostrar la ampliación de los derechos de diversas comunidades, como los de la mujer, los de LGBT, de los refugiados, o a la protesta y la autodefensa. Los artistas que aparecen en este grupo tratan exponer el antagonismo injusto.