“El Mossad avisó sobre la fábrica de explosivos de Hezbollah en Londres”

Post thumbnailEfectivos de Hezbollah Foto: khamenei.ir Wikimedia CC BY 4.0
Funcionarios israelíes confirmaron que la agencia de inteligencia israelí Mossad suministró a la información que condujo a las fuerzas de seguridad británicas a desbaratar en 2015 el complot del grupo terrorista libanés chií Hezbollah para atacar blancos en Gran Bretaña, según un reporte del diario Yediot Aharonot.

La información condujo aparentemente a la policía británica a encontrar en el noroeste de Londres miles de bolsas de hielo desechables que contenían en realidad tres toneladas de nitrato de amonio, un material usado para la fabricación de bombas, que según los reportes habían sido almacenados para perpetrar futuros atentados en el Reino Unido.

De acuerdo con el diario londinense The Telegraph, el gobierno británico no imputó al único sospechoso de la investigación, un hombre de alrededor de 40 años. Lo liberó bajo fianza y luego decidió no procesarlo.

El rotativo indicó que el servicio secreto británico MI5 y la Policía Metropolitana de Londres actuaron en base a una información provista por un gobierno extranjero. Yediot Aharonot indica que aparentemente Israel confirmó que Jerusalén fue la fuente de la información que permitió desbaratar el complot terrorista de Hezbollah.

El diario londinense especula que el incidente no fue publicado porque el gobierno de Londres no quería descarrilar el acuerdo nuclear que las potencias mundiales habían firmado con Irán meses antes. Teherán es el principal patrocinador de Hezbollah y aparentemente coordina y supervisa las actividades del grupo terrorista.

El periódico británico apuntó que no había signos de que Gran Bretaña habría sido el blanco de futuros ataques.

The Telegraph pone de relieve que el complot de Londres era parte de un plan mucho mayor que tenía como objetivo perpetrar ataques en distintas partes del mundo. Complots similares fueron desbaratados en Tailandia, Chipre y Nueva York.

El diario destaca que la investigación en Londres y el caso en Chipre, que también tuvo lugar en 2015, es extraordinariamente similar. En Chipre, el terrorista de Hezbollah confesó que había acumulado 8,2 toneladas de nitrato de amonio en bolsas de hielo desechables en un sótano. El informe indica que la inteligencia inglesa tuvo suficiente paciencia como para tratar de descubrir que era lo que Hezbollah estaba tramando y no desbarató el complot de inmediato.

Hezbollah ha sido clasificado como un grupo terrorista por Estados Unidos, Israel y Liga Árabe. Gran Bretaña prohibió al ala militar de Hezbollah en 2008 y a principios de este año también incluyó a su aparato político en su lista de organizaciones terroristas, subrayando que no existe diferencia entre ambas alas.