El misterioso sucesor de Abu Bakr al-Baghdadi

Post thumbnailAbu Bakr al Baghdadi Foto: Grupo Estado Islámico /Al Furqan Media Network/Reuters TV vía REUTERS

  • ISIS ha anunciado su nuevo líder, Abu Ibrahim al-Qarashi, pero se abstuvo de dar más detalles sobre él por razones de seguridad.

  • Funcionarios de inteligencia en Occidente creen que la organización ahora está cambiando su estrategia para recuperarse del golpe que sufrió tras la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi.


ISIS reconoció la muerte de su líder Abu Bakr al-Baghdadi el 27 de octubre de 2019. El portavoz de ISIS, Abu Hassan al-Muhajir, prometió vengar su muerte y anunció la elección de un nuevo líder en el “Consejo Shura" de ISIS. Menos de 24 horas después de la muerte de Baghdadi, Muhajir también murió en un ataque aéreo estadounidense.

En un anuncio oficial el 31 de octubre de 2019 se afirmó que el heredero de ISIS era Abu Ibrahim al-Qarashi, una figura desconocida hasta ahora. ISIS se abstuvo de publicar su foto y detalles sobre él.

Se creía ampliamente, en todo el sector de inteligencia de EE. UU. y en el stablishment de seguridad de los Estados árabes, que el sucesor de Abu Bakr al-Baghdadi sería Abdullah Qardash, a quien el mismo Baghdadi declaró como su sucesor potencial en agosto pasado en un comunicado distribuido a los medios.

Abdullah Qardash era un amigo cercano de Abu Bakr al-Baghdadi. Los dos se conocieron hace 16 años en una prisión estadounidense en Bucca, Irak, y se hicieron amigos. Con los años, Abdullah Qardash pasó de ser un oficial del ejército iraquí de Saddam Hussein a convertirse en la mano derecha de al-Baghdadi, avanzando en ISIS hasta que Qardash se convirtió en el "ministro de defensa" de Baghdadi.

¿Es Abu Ibrahim al-Qarashi realmente Abdullah Qardash?

Para los funcionarios de inteligencia en Occidente al-Qarashi ha sido una figura completamente desconocida en el liderazgo de ISIS. Los funcionarios creen que también existe la posibilidad de que el nombre sea un nom de guerre o un "alias clandestino" vinculado a Abdullah Qardash, para mantener la ambigüedad y ocultar la identidad del nuevo líder de ISIS por razones de seguridad. Abdullah Qardash es turco, mientras que el nuevo líder es apodado "al-Qarashi", aparentemente de la tribu árabe quraysh del profeta Mahoma, en un aparente esfuerzo por demostrar que ISIS continúa con la idea de un califato islámico.

Abdullah Qardash tiene una amplia experiencia militar en la lucha contra Estados Unidos junto a Abu Bakr al-Baghdadi y es poco probable que el liderazgo de ISIS abandone los "talentos" de Qardash.

¿O es Al-Qarashi alguien más?

Por otro lado, algunas fuentes estadounidenses creen que Abu Ibrahim al-Qarashi fue uno de los líderes de al-Qaeda en Irak que luchó contra los estadounidenses y fue apodado "Al Haj Abu Abdallah" y cuyo nombre adicional es Amir Muhammad Sa'id Abdal Rahman al-Mawla.

Según estas fuentes, al-Qarashi estuvo involucrado en crímenes contra los yazidíes en Irak en 2014.

El presidente Trump tuiteó el fin de semana pasado que la identidad del nuevo líder de ISIS es bien conocida en Estados Unidos, pero no proporcionó detalles.

Esta no es la primera vez que ISIS oculta los nombres de sus miembros principales; también ha utilizado este método en el pasado. Proteger el nombre real del nuevo líder puede indicar que ISIS está a punto de pasar a la clandestinidad y avanzar hacia la guerra de guerrillas en Irak y Siria, especialmente dado el hecho de que ISIS perdió una cantidad considerable del territorio que tenía bajo su control, sobre el cual estableció el Estado Islámico. ISIS también perdió el gran ejército que tenía bajo su mando, que se desintegró desde entonces.

También es posible que al ocultar el nombre del nuevo líder tenga la intención de evitar la fragmentación de ISIS. El uso del alias de al-Qarashi está destinado a atraer nuevos voluntarios a las filas de ISIS para fortalecerlo.

ISIS también ha anunciado, a través de su brazo mediático conocido como Al Furqan, el nombramiento de un nuevo portavoz de ISIS, Abu Hamza al-Qarashi, quien reemplaza a Abu Hassan al-Muhajir, asesinado en una redada estadounidense en Siria.

¿Qué es probable que haga ISIS?

Según fuentes de inteligencia en Occidente ISIS se esforzará, en un futuro cercano, por tomar venganza por la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi y mostrar operaciones que demuestren que el poder de ISIS no ha disminuido. Con esto en mente, también se espera que ISIS aliente a sus "escuadrones inactivos" y "lobos solitarios" a salir y cometer ataques terroristas.

Una sucursal de ISIS en Sinaí anunció el 2 de noviembre de 2019 que está renovando su lealtad hacia ISIS y su nuevo líder. Se les unió una rama de ISIS en Somalia y se espera que otras ramas de ISIS sigan su ejemplo para mostrar que ISIS está unido y no se dividió tras la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi.

En los últimos meses, ISIS ha perdido oficiales de alto y medio nivel y el nuevo líder tendrá que reconstruir sus filas de liderazgo.

Es imposible descartar la posibilidad de que el nuevo líder de ISIS una fuerzas con al-Qaeda. Después de todo, los líderes de ISIS surgieron de al-Qaeda y a pesar de sus disputas y rivalidades ambos comparten una ideología.

Antes de su muerte, Abu Bakr al-Baghdadi decidió esconderse en un área controlada por al-Qaeda.

Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos dijeron al New York Times que Abu Bakr al-Baghdadi pagó sumas de dinero a "Hurras al-Din" (Organización de Guardianes de Religión) que está afiliada a al-Qaeda, para proporcionar protección a los miembros de ISIS y sus familias que huyeron de Deir ez-Zor y Mosul.

La principal diferencia entre ISIS y al-Qaeda es que ISIS inició el establecimiento del Califato a través de la ocupación de enormes territorios en Irak y Siria y fundó el "Estado Islámico", cuya capital era Raqqa. Por su parte, Al-Qaeda se concentró en establecer sus afiliados en varias partes del mundo.

Como resultado del éxito de ISIS, las ramas terroristas en varias partes del mundo como Sri Lanka, Malasia y otros países del sur de Asia, como Filipinas y Myanmar, abandonaron al Qaeda y juraron lealtad a ISIS.

La muerte de Abu Bakr al-Baghdadi es un duro golpe para la moral de ISIS, pero ISIS ya ha perdido líderes como Abu Musab al-Zarqawi y Abu Omar al-Baghdadi, por lo que la muerte del último líder puede ser un golpe temporal, del cual la organización puede recuperarse.

Al nuevo líder de ISIS le resultará muy difícil recuperar el control de los vastos territorios que el "Estado Islámico" perdió en Siria e Irak y tendrá que idear una nueva estrategia.

El sueño del Califato islámico terminó incluso antes de la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi. Ahora se espera que el nuevo líder de ISIS se convierta en el objetivo número uno de la inteligencia de EE. UU., a quien también buscará asesinar porque ISIS y su nuevo líder representan una amenaza para la seguridad nacional de EE. UU.

Acerca de Yoni Ben Menachem: es un veterano comentarista diplomático y de asuntos árabes para Radio y Televisión de Israel, es un analista senior del Jerusalem Center for Public Affairs. Se desempeñó como director general y editor jefe de la Autoridad de Radiodifusión de Israel.

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs.