El líder del Laborismo británico boicotea una cena con Netanyahu en el centenario de la Declaración Balfour

Post thumbnailJeremy Corbyn Foto: Chatham HouseFlickr Wikipedia CC BY 2.0
El líder del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, rechazó la invitación para a asistir a una cena en Londres con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, para celebrar el centésimo aniversario de la Declaración Balfour, que prometió el apoyo de Gran Bretaña a la creación un hogar nacional para el pueblo judío.

Aunque no se ofreció ninguna razón por la decisión de Corbyn de eludir el evento, el líder laborista es un acérrimo crítico de Israel y ha sido acusado de tolerar el antisemitismo en las filas de su partido.

Corbyn le ha pedido a la secretaria de Exteriores de su “Gabinete en las Sombras”, Emily Thornberry, que asista a la cena, según el reporte del diario Sunday Times, lo que recuerda un incidente similar el mes pasado cuando envió en su lugar a Thornberry a un evento de los “Amigos Laboristas de Israel”.

Thornberry expresó en aquella oportunidad que Corbyn no pudo asistir debido a que tenía que prepararse para un discurso; aunque esa misma noche fue visto más tarde en otro evento.

El embajador de Israel en Londres se negó a comentar específicamente la decisión de Corbyn; pero calificó de “extremistas” a quienes se oponen a la Declaración de Balfour.

"Quienes se oponen a la Declaración Balfour se están exponiendo a sí mismos, mostrando lo extremistas que son", apuntó Mark Regev al rotativo.

Regev agregó que una "minoría vocal" de estudiantes y profesores del Reino Unido continúa oponiéndose a la existencia de Israel setenta años después de que se fundó el país, y agregó que "Gran Bretaña estuvo en el lado correcto de la historia" al apoyar la creación de un Estado judío.

En la Declaración Balfour, emitida el 2 de noviembre de 1917, el entonces canciller británico Arthur Balfour le manifestó al líder judío británico Lord Walter Rothschild que el gobierno de Su Majestad "ve con buenos ojos el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío".

De cara al centenario, la primera ministra británica, Theresa May, afirmó que el Reino Unido celebrará "con orgullo" su papel en la creación del Estado de Israel y en el inminente centenario de la declaración.

Mientras que Israel y Gran Bretaña se preparan para celebrar el aniversario; los funcionarios palestinos han incrementado los pedidos para que Londres se retracte de su apoyo a una patria judía en el antiguo Mandato Británico, argumentando que ese territorio no le pertenecía a Gran Bretaña y que, por lo tanto, no tenía derecho a prometérselo al movimiento sionista.

"Los palestinos exigen que el Reino Unido reconozca ante todo su responsabilidad histórica y se disculpe", escribió el secretario general de la Organización de Liberación de Palestina, Saeb Erekat, en un artículo en la revista Newsweek.

Erekat instó también a Gran Bretaña a que reconozca al Estado palestino y "admita su responsabilidad y se comprometa a proteger y promover los derechos políticos, civiles y nacionales del pueblo palestino".