El legado judío en Aragón

Post thumbnailExpulsión de los judíos de España (año 1492), según Emilio Sala (1889). - Foto: Wikipedia . Dominio Público
Los historiadores Alvaro López Asensio y Javier González Ruíz, así como la Directora General de Planificación educativa y equidad del Gobierno de Aragón, Ana Montagud Pérez, han creado una mesa de trabajo para que el legado judío se estudie en el próximo curso en Aragón.

 En la reunión que mantuvieron el pasado diciembre, Álvaro López Asensio y Javier González Ruíz, con el Consejero de Educación del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, se sentaron las bases para que, en el próximo curso escolar 2020-21, los alumnos de 2º ESO (Educación Secundaria Obligatoria) y 2º Bachillerato de Aragón conozcan el legado judío y su pasado histórico.

Como consecuencia de esta voluntad política, los dos historiadores han mantenido recientemente una reunión con la Directora General de Planificación Educativa del Gobierno de Aragón, Ana Montagud Pérez. Ambas partes acordaron crear una mesa de trabajo que elabore una Unidad Didáctica para cada uno de esos dos cursos escolares.

Álvaro López Asensio y Javier González Ruíz son los encargados de preparar estas Unidades Didácticas para complementar los libros de texto de Historia de España. La hoja de ruta a seguir, tendrá en cuenta una serie de requisitos pedagógicos: los objetivos que se quieren alcanzar con el alumnado, las competencias clave y cómo van a ser adquiridas, los contenidos curriculares específicos y mínimos, los estándares de aprendizaje, los elementos transversales con otras materias, las metodologías con recursos o materiales didácticos, la educación inclusiva y atención a la diversidad del alumnado con dificultad de aprendizaje, criterios de evaluación y, por último, actividades complementarias y extraescolares.

Así mismo, están elaborando un temario extenso para que las personas que se presenten a oposiciones de geografía e historia, preparen el tema sin dificultad. Este mismo texto, servirá también para que, los profesores de esta materia, tengan un manual que les ayude a impartir sus clases. Para facilitar su comprensión, se adjuntará un glosario con términos concretos del mundo judío.

En 2º de ESO, se desarrollará la coexistencia de las tres culturas durante la Baja Edad Media (desmitificando la falsa creencia de una convivencia pacífica), así como las causas y consecuencias de su expulsión en 1492. También habrá un apartado significativo sobre el legado que nos han dejado como herencia:

Herencia social: las clases sociales, la gobernanza con sus dirigentes, la justicia con sus jueces, la vida religiosa en las sinagogas y el hogar, utensilios utilizados para la oración, las principales fiestas judías como el Shabat y Pésaj o pascua, las costumbres de su ciclo vital, etc.

Herencia cultural: la presencia de los judíos en la historia de España ha sido muy importante porque, a partir del siglo XII, no sólo fueron los que transmitieron a la sociedad cristiana los autores clásicos greco-romanos, sino incluso las investigaciones y comentarios científicos de los pensadores musulmanes en disciplinas tan diversas como la medicina, la astronomía, las matemáticas, la música y, sobre todo, la filosofía, entre otras.

Herencia económica: A pesar de la despoblación y presión fiscal que soportaron las aljamas judías aragonesas durante el siglo XV, por las imposiciones reales y el fenómeno masivo de las conversiones, los judíos siguieron teniendo -junto con sus parientes judeoconversos- un alto nivel de vida, lo que permitió que se convirtieran en la verdadera burguesía económica, capaz de absorber gran parte del estamento nobiliario y de la clase media. Esta influencia económica motivó que la comunidad cristiana alimentara cierto recelo hacia sus condiciones de vida que, en ocasiones, fue muy superior a la de los cristianos. Además, los préstamos que concedieron, alimentaron entre los cristianos una animadversión hacia sus personas y bienes.

Herencia patrimonial: podemos visitar multitud de juderías por toda la Península Ibérica. Sus trazados urbanos nos transportan a la Edad Media. En muchas de ellas se conservan sinagogas como en Toledo, Córdoba, Lorca, etc. En Aragón se pueden visitar los oratorios de Híjar, Calatayud y posiblemente en Uncastillo. También nos han dejado multitud de legajos en ebrayco o aljamiados, es decir, textos con grafía hebrea pero en lengua romance.

Herencia gastronómica: en el aspecto culinario también nos han aportado interesantes platos. Los famosos cocidos con legumbres y derivados del cerdo provienen del famoso hamín que se comía en el shabat. Los arrucaques judíos son nuestras torrijas. Las alcahalillas hebreas derivaron en nuestras culecas o monas. También los rollos o roscones abizcochados -tan populares por toda la geografía peninsular- provienen de la repostería judía. Estos y otros muchos ejemplos fueron transmitidos por los conversos de judío a la sociedad cristiana, lógicamente después de la expulsión de 1492.

En 2º de Bachillerato, no pueden faltar aquellos contenidos que visualicen la evolución histórica de su presencia en Aragón y en la Península Ibérica, su situación socio-económica, así como su influencia cultural, política, económica, patrimonial y culinaria.

También hay que abordar la religión monoteísta judía, ya que ha sido su signo de identidad como pueblo a lo largo de su dilatada historia y en todos los lugares donde les ha tocado morar. Aunque la expulsión de 1492 es la más conocida, sin embargo, se ignora sus fases y consecuencias.

Por último y no menos importante es la situación social de los conversos de judío entre los siglos XV-XVI. La animadversión de algunos sectores de la cristiandad alentados por la postura oficial de la Iglesia, así como la persecución de la Inquisición, originaron un rechazo hacia este colectivo de gran potencial económico. La limpieza de sangre conseguirá el escarnio social de sus linajes familiares.

Para más información: Álvaro López Asensio (+34-639 83 001)