El jefe de la diplomacia de EEUU irá con el primer ministro israelí al Muro de los Lamentos, por primera vez

Post thumbnailMike Pompeo Foto: Departamento de Estado de EE.UU. vía Flickr Dominio Público
El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, tiene programado visitar el Muro Occidental (Kotel Hamarabí), conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos. Pero, lo notable es que lo hará acompañado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, lo que es considerado como un reconocimiento tácito de la soberanía israelí sobre ese sitio sagrado para el judaísmo.

Será la primera vez que un alto diplomático de Estados Unidos visita el lugar, ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, acompañado por un alto funcionario israelí.

El Muro Occidental es un vestigio del complejo del Monte del Templo, que es el lugar más sagrado para el judaísmo porque es allí donde estaban ubicados los antiguos Templos judíos de Jerusalén.

Pompeo y Netanyahu visitarán el Muro y los túneles adyacentes que están bajo el Barrio Musulmán de la Ciudad Vieja a las 16:00 horas. En el centro de visitas ambos tendrán una vista por medio de una recreación virtual del antiguo Templo judío de Jerusalén.

La mayoría de los países no reconoce la anexión israelí de la parte este de Jerusalén, incluyendo la Ciudad Vieja; por eso, generalmente, los dignatarios extranjeros se abstienen de ir allí acompañados de funcionarios israelíes.

Aquellos que quieren visitar el lugar sagrado lo hacen en el marco de una visita privada, pero en los últimos meses ha aumentado el número de líderes extranjeros que están desafiando ese protocolo y permiten que diplomáticos israelíes los acompañen al Muro Occidental.

Cuando el presidente norteamericano, Donald Trump, visitó el “Kotel” en mayo de 2017 lo hizo sin el acompañamiento de de funcionarios israelíes. Más tarde, ese año, Trump reconoció formalmente a Jerusalén como la capital de Israel pero enfatizó que no tomaba posición sobre los “límites específicos de la soberanía israelí en Jerusalén, o en la resolución de las disputadas fronteras”.

Al celebrar el primer aniversario de la declaración de Trump sobre Jerusalén, el 6 de diciembre pasado, Netanyahu acompañó al embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, en una ceremonia en el Muro Occidental.