El Gobierno de Israel posterga la votación para legalizar el asentamiento ilegal de Amona

Post thumbnailFoto: Yaakov Wikimedia CC BY-SA 3.0
 

La controversial votación acerca de la legalización del asentamiento ilegal de Amona y otras viviendas construidas también ilegalmente en Cisjordania (Judea y Samaria) ha sido postergada por otra semana.

Amona, que alberga a cerca de cuarenta familias, fue construido sobre tierras privadas de palestinos, que apelaron con éxito a los tribunales israelíes para la demolición del asentamiento.

La Corte Suprema de Justicia ha ordenado que asentamiento sea desalojado y demolido antes del 25 de diciembre.

Un proyecto de ley promovido por la diputada Shuli Mualem Refaeli, del partido religioso nacional Habait Haieudí, que tenía como objetivo anular la sentencia de la Corte Suprema y permitir que los colonos permanezcan ha sido declarado inconstitucional por el asesor legal del Gobierno, Avichai Mandelblit.

Los políticos de derecha argumentan que la sentencia de la Corte Suprema va en contra de la política del Gobierno.

Tras la oposición del asesor legal del Gobierno al proyecto de ley que busca legalizar el estatus del asentamiento de Amona en Cisjordania, la votación de la propuesta fue pospuesta.

La postergación se produjo luego que Mandelblit le pidiera a la Comisión Ministerial Legislativa que rechazara la votación sobre el proyecto de ley que pretende legalizar el asentamiento de Amona, incluso contra la decisión de la Corte Suprema de Justicia que ha sentenciado que debe ser demolido para el 25 de diciembre próximo.

El asesor legal del Gobierno ya había dicho en julio pasado que el “proyecto de ley de regulación”, para legalizar a Amona, es inconstitucional.

La ministra de Justicia, Ayelet Shaked, arguyó que “el asesor legal del Gobierno, no tiene poder de veto sobre las leyes. El asesor legal del Gobierno (tiene una relación con el Gobierno) como la de abogado-cliente. Al final, las decisiones las toman los funcionarios electos”.

Según el diario Haaretz, minutos antes de que se votara, el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y los ministros del partido religioso nacional Naftalí Bennett (Educación) y Shaked abandonaron la reunión en la Comisión Ministerial Legislativa para consultar con el segundo del asesor legal del Gobierno, Avi Licht, sobre la legislación.

Licht les informó al trío que Mandelblit ha dicho que no piensa defender el proyecto de ley frente a la Corte Suprema.

Consecuente, los líderes de los partidos de la coalición decidieron posponer la votación para el próximo domingo.