El ex diputado árabe israelí Ghattas ingresa a prisión "con la frente alta"

Post thumbnailBasel Ghattas Foto: Facebook
El ex diputado Basel Ghattas, de la Lista Conjunta, ingresó a la cárcel Gilboa, para cumplir una condena de dos años tras las rejas, por abusar de su investidura para pasar ilegalmente doce diminutos y carísimos teléfonos celulares y dieciséis tarjetas SIM a terroristas palestinos presos en la prisión de Ktziot.

La condena fue pronunciada por el tribunal de Beer Sheva en abril pasado tras la aprobación de un acuerdo por fuera de los tribunales con Ghattas, quien no mostró remordimientos por sus acciones, y en cambio los justificó en términos humanitarios.

Ghattas fue detenido en diciembre pasado. En un principio, negó todas las acusaciones pero luego cuando le mostraron las filmaciones de video, confesó los cargos de abuso de confianza, suministro de medios para perpetrar actos de terrorismo, infiltrar ilegalmente aparatos electrónicos en la prisión y transferencia de mensajes cifrados a terroristas presos. Fue condenado oficialmente en marzo.

Al arribar a la prisión el diputado Jamal Zahalka del mismo partido dijo que la comunidad árabe aprecia a Ghattas por poner en el tapete de la discusión pública lo que considera como el injusto trato a los presos.

"No queremos ingresar de contrabando teléfonos celulares", dijo Zahalka. "Nuestro asunto es que a los prisioneros se les dé el derecho a utilizar teléfonos públicos celulares como a cualquier otro prisionero”.

“Entro en la cárcel con la frente alta”, manifestó el Ghattas en la puerta de la prisión de Gilboa “Entro orgulloso, resistente, y disfrutando del apoyo verdadero de mi pueblo”.