El enviado de Trump apoya el derecho de Israel de anexar territorios en Cisjordania

Post thumbnailJason Greenblatt y Benjamín Netanyahu Foto: Kobi Gideon GPO
Jason Greenblatt, representante especial para las negociaciones internacionales del presidente Donald Trump y uno de los cerebros del plan de paz de Estados Unidos para el conflicto de Oriente Medio, manifestó su apoyo a la anexión israelí de partes de Cisjordania (Judea y Samaria).

Cuando se le preguntó su opinión sobre las polémicas declaraciones del embajador norteamericano en Israel, David Friedman, ofrecidas al diario The New York Times, expresando su respaldo al derecho de Israel sobre partes de Cisjordania, Greenblatt respondió: “Yo apoyo sus comentarios”.

"Dejaré que los comentarios de David se defiendan por sí mismos", recalcó Greenblatt. "Creo que lo dijo con elegancia y apoyo sus comentarios".

Durante la entrevista previa ofrecida a The New York Times, Friedman sugirió que algún grado de anexión de Cisjordania sería legítimo.

"Bajo ciertas circunstancias, creo que Israel tiene el derecho de retener parte, pero improbablemente toda, la Cisjordania", declaró Friedman.

Durante la conferencia anual de Jerusalem Post en Nueva York, Greenblatt, expresó que el plan de paz no se enfocará solamente en lo económico, pero los palestinos precisan tener una economía y el sistema actual bajo el que los palestinos reciben apoyo de una institución intergubernamental para los refugiados no funciona.

"Estamos tratando de romper el ciclo de la asistencia y crear una economía", puntualizó Greenblatt. "UNRWA es un sistema quebrado", agregó en referencia a la agencia de la ONU de ayuda a los refugiados palestinos.

El año pasado, Estados Unidos recortó todos los fondos a los palestinos y a las instituciones que los apoyan, incluyendo USAID y UNRWA.

Greenblatt explicó que es probable que la presentación del plan de paz de la Administración Trump, el llamado “Acuerdo del Siglo”, se postergue al menos hasta noviembre, cuando se espera que se forme un nuevo gobierno en Israel.

Greenblatt afirmó que su equipo “no está promoviendo un cambio de régimen en la Autoridad Palestina”.

El asesor de Trump aseveró que si no se finaliza el plan de paz “será una tragedia para el pueblo palestino", pero aseguró que "no vamos a presionar a ningún país para que vaya más lejos de donde se sienten cómodos".