El ejército más fuerte del Oriente Medio proclama que habrá terremotos sólo “si Dios lo quiere”

Post thumbnailDiseño de caricatura Mara Klarinsky, fotos Pixabay
Durante una Conferencia sobre Defensa Civil impartida por soldados del Comando de Frente Interior, los alumnos de quinto grado recibieron un folleto con pautas para enfrentar situaciones de emergencia, el capítulo sobre terremotos, indicaba “Sabemos y creemos que todos los fenómenos naturales acontecen únicamente si son los deseos de Dios y El hace que sucedan. Incluso si los datos manifiestan alta probabilidad de terremoto, si Dios no lo decreta, no sucederá”. El contenido religioso aparece en otros capítulos del folleto. El acto de frustrar un ataque terrorista se presenta como un milagro divino.
Cuando se preguntó a los soldados si habían confundido los folletos destinados a las escuelas religiosas con los destinados a las escuelas seculares, respondieron que había únicamente un modelo de folleto para todas las escuelas.
El contenido de este folleto fue reportado por primera vez por el subdirector de noticias de la red de transmisión de Kan, Chico Menashe, cuyo hijo estaba en esa clase. Menashe publicó fotos del folleto en Twitter en las que se veía Comando de Frente Interior.
Las quejas por promocionar religión dentro de las escuelas seculares se han escuchado en una amplia gama de contextos, desde la introducción del currículo de cultura judeo-israelí como materia central en los grados 3 a 9 a través de la invitación de grupos religiosos a las escuelas para proporcionar contenido y actividades, hasta clases seculares que visitan los sitios judíos religiosos, algunos de los cuales son políticamente controvertidos.
La respuesta del ministro de Educación, Naftali Bennett, a la tormenta que desató Menashe, fue la misma que en ocasiones anteriores, que no se están haciendo esfuerzos para influir en la identidad religiosa de los niños y calificar estas reacciones como “sospechas exageradas”.
Muchos padres se quejan de que en los últimos dos años los libros de texto se han llenado con citas bíblicas y que las ceremonias que en el pasado se supervisaban en las escuelas por los maestros, ahora se realizan en las sinagogas o son observadas por funcionarios religiosos.
Recientemente se formó un caucus secular en la Knéset que toma como prioridad la lucha contra este fenómeno, quince diputados asistieron a la reunión fundacional, contradictoriamente nadie se presentó por el partido Yesh Atid, cuyo líder es Yair Lapid, quien manifestó a principios de este año, “El hecho de que mis niños terminaron 12 años de escolaridad sin haber visto ninguna página del Talmud es un error”. En la actualidad, Yair Lapid asistió a la manifestación de Ashdod para objetar contra la coerción religiosa.