El ejército de Israel dice que los soldados dispararon al terrorista y desmiente reportes sobre vacilación

Post thumbnailFoto: Twitter
Una investigación preliminar del atentado en Jerusalén determinó que varios soldados abrieron fuego contra el terrorista palestino que manejaba el camión; mientras que una oficial ordenó a otros soldados ponerse a cubierto.

El ejército rechazó las afirmaciones de que los soldados se mostraron reluctantes a abrir fuego como consecuencia lo que ha sido denominado como el “efecto Azaria” a la luz de la reciente condena en el juicio al sargento Elor Azaria. El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) puso de relieve que desde el incidente Azaria en Hebrón en marzo pasado, ha habido decenas de ataques terroristas en los cuales los soldados abrieron fuego.

Las fuentes de seguridad subrayaron las similitudes en el el ataque con camión en Jerusalén con los atentados en Berlín y Niza. No hay duda que el terrorista vio lo que pasó en Berlín; pero no hay indicios de que haya sido un agente del Estado Islámico.

Varios soldados que estuvieron en la escena del atentado terrorista en Jerusalén abrieron fuego segundos después de que comenzara el ataque, reveló una investigación inicial del Ejército de Defensa de Israel, contradiciendo las afirmaciones hechas por un guía de turismo que abrió fuego con su arma personal contra el atacante, y dijo que las tropas dudaron responder o fallaron completamente.

La investigación revela que un grupo de soldados, principalmente cadetes del curso de oficiales, que se ve huyendo de la escena, recibió órdenes de ponerse a cubierto por una oficial, cuando comenzaron los disparos. Un video de una cámara de seguridad que registra el ataque -en el cual fueron asesinados cuatro soldados (tres cadetes y una teniente) y dieciséis resultaron heridos-, muestra a un grupo de soldados huyendo, lo que desató una ola críticas por el presunto fracaso a suministrar una respuesta inmediata.

El jefe de la escuela del curso de oficiales, coronel Yaniv Alaluf, manifestó que “al menos dos” de sus cadetes abatieron al terrorista.

Alaluf visitó la escena para realizar una investigación preliminar sobre la respuesta al ataque.

Tras el atentado, el ejército difundió un video de uno de los dos cadetes que disparó con su rifle al terrorista, detallando su reacción. El soldado, que sirve en una unidad de inteligencia habló de espaldas a la cámara y pudo ser identificado solamente por la letra inicial de su nombre T., debido a la naturaleza sensible de su cargo.

“Primero pensamos que se trataba de un accidente; pero cuando el conductor no se detuvo, entendimos que era un ataque terrorista”, expresó.

“Corrimos hacia el camión. Introduje el cargador, apunté con mi rifle y le disparé al terrorista”, expresó T.

La indagación preliminar de Alaluf sugiere que además de T., al menos otro soldado abrió fuego contra el terrorista “desde una corta distancia”; y es posible que más soldados hayan hecho lo mismo indicó un portavoz militar.

Otro cadete rechazó todo alegato de que sus camaradas hayan tenido miedo de responder, escribiendo en las redes sociales que "no hay absolutamente ninguna conexión con Elor Azaria".

"Nadie debería atreverse a comparar entre un semirremolque que va 100 kilómetros por hora con un terrorista inmovilizado y tirado en el suelo boca arriba. Nadie tuvo miedo de disparar, la gente tuvo miedo de ser atropellada por un terrorista… que buscaba asesinar", escribió, pidiendo al público que "deje de escuchar a las fuentes que no verifican y publican tonterías".

Eitan Rund, uno de los guías, que estaba con los soldados y disparó al terrorista, dijo que sintió que las tropas "dudaron" durante el ataque y culpó al caso Azaria por la demora en responder.

"Soy un guía turístico, se suponía que debía guiar a grupos de jóvenes. Ni siquiera logramos saludarlos antes de que todo esto sucediera. No entiendo por qué cuarenta soldados, que estaban allí, no dispararon", manifestó.

Rund, que resultó levemente herido en el ataque, se refirió específicamente al caso de Azaria como una posible razón por la cual las tropas no tomaron sus armas de inmediato, presumiblemente por temor a que ellos mismos también tuviesen que enfrentar algún día un tribunal militar.

El conductor del vehículo fue abatido por los soldados y por Rund, detalló la policía.

Las imágenes de la cámara de seguridad del incidente muestran el caos: numerosos soldados corren a buscar cobertura y huyen; mientras el conductor del camión trata de retroceder hacia ellos. Sin embargo, algunos soldados son vistos corriendo hacia el camión.

Los soldados formaban parte de un grupo de 300 cadetes no combatientes de un curso de oficiales que estaba en Jerusalén realizando una gira cultural con el ejército, precisó el portavoz militar.