El doble mensaje de Hamas para Israel y Egipto

Post thumbnail Foto: Portavoz militar
Hamas y la Jihad Islámica están detrás de los ataques con cohetes contra Israel el 17 de octubre de 2018.
El propósito del ataque era presionar a Egipto para que aumentara los esfuerzos dirigidos a poner fin al embargo sobre Gaza y como advertencia a los responsables de formular las políticas de Israel, antes de que tomen la decisión de lanzar un contundente ataque militar contra Hamas.
El doble y engañoso juego de Hamas y la Jihad Islámica fue expuesto en la mañana del 17 de octubre de 2018, cuando lanzaron dos cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel. Un cohete golpeó una casa en Beer Sheba, mientras que el otro, disparado hacia el centro de Israel, impactó en el mar Mediterráneo.
Estos cohetes Grad mejorados, de “fabricación casera”, transportan una gran cantidad de material explosivo y son utilizados únicamente por Hamas y la Jihad Islámica.
El ataque con cohetes ocurrió en el cenit de los esfuerzos de Egipto por evitar una explosión en la Franja de Gaza. Una delegación de alto rango de la inteligencia egipcia se encontraba en la Franja de Gaza para conversar con facciones palestinas con respecto a la reconciliación y la paz con Israel. Se suponía que el Ministro de Inteligencia egipcio, general Abbas Kamel, llegaría a Israel el 18 de octubre de 2018 para una reunión con el primer ministro Benjamin Netanyahu, seguida de una reunión con la Autoridad Palestina (AP) en Ramallah con su presidente, Mahmoud Abbas. El egipcio quería convencer a Abbas de que cancelara las nuevas sanciones a Gaza, que solo complicarían la situación actual y conduciría a una violenta reacción.
Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) respondieron al ataque golpeando más de 20 objetivos de Hamas, incluidos túneles de ataque en el sur de Gaza. Los objetivos afectados incluyeron además otra infraestructura subterránea, bases de infraestructura militar de Hamas, sitios de fabricación de cohetes y el pozo de excavación de un túnel de ataque para uso de comandos navales que salía al mar.
¿Quién disparó los cohetes?
Ninguna de las facciones en la Franja de Gaza asumió responsabilidad inmediata por el ataque con cohetes contra Israel. Este fue un golpe inusual que penetró profundamente en Israel. Durante los últimos seis meses las organizaciones terroristas apuntaron cuidadosamente sus cohetes solo hacia las comunidades en la periferia de Gaza.
Durante varias horas, Hamas y la Jihad Islámica mantuvieron un ensordecedor silencio e informaron a las fuentes periodísticas que la acción fue ejecutada por una de las organizaciones "rebeldes" en Gaza, para arruinar las posibilidades y los esfuerzos de Egipto dirigidos a lograr un acuerdo de paz con Israel.
Los dos cohetes disparados durante la madrugada no fueron el único incidente que tuvo lugar. Varias horas después, una célula terrorista intentó disparar más cohetes contra Israel.
La fuerza aérea israelí logró atacar dos instalaciones de cohetes, impidiendo que se realizaran más disparos. Uno de los terroristas murió y otros tres resultaron heridos. El terrorista eliminado fue Naji al-Za’anin, miembro de la Brigada al-Mujahedin, que está asociada con Hamas y sigue sus órdenes.
La negación palestina
Apenas varias horas después del ataque a Israel la sala de campaña conjunta de las alas militares de varias organizaciones palestinas en Gaza emitió una renuncia al lanzamiento de cohetes contra Israel.
En su anuncio las organizaciones, entre ellas Hamas y la Jihad Islámica, manifestaron su oposición al lanzamiento de cohetes de esa madrugada, "lo que perjudicó los intentos de Egipto de eliminar el embargo a Gaza".
Elementos en Gaza explicaron que el anuncio fue hecho por presión de la delegación de inteligencia egipcia en Gaza.
No está claro si los agentes de Hamas o de Jihad Islámica fueron los que llevaron a cabo el lanzamiento real del cohete o si usaron falsas identidades. Una cosa es obvia: ninguna organización en Gaza puede realizar ataques con cohetes hacia el territorio israelí, lo que podría provocar un enfrentamiento militar entre Israel y Hamas, sin el consentimiento de Hamas, que gobierna la Franja de Gaza y trabaja en coordinación con la Jihad Islámica. En pocas palabras, Hamas es responsable del ataque con cohetes.
Fuentes en la Franja de Gaza han revelado que la Jihad Islámica ha querido lanzar cohetes contra Israel en los últimos días, en venganza por la muerte de siete palestinos en manifestaciones el viernes 12 de octubre de 2018 en la valla fronteriza.
Dos semanas antes, Ziad Nakhala se convirtió en el nuevo líder de Jihad Islámica. Desde entonces ha estado tratando de demostrar su valía con declaraciones inflamatorias y organizando manifestaciones en la frontera con Gaza.
Cuando el Ministro de Inteligencia egipcio fue informado de esto sus asociados principales llamaron a Ziad Nakhala, quien reside en Beirut, y le advirtieron que disparar cohetes contra Israel provocaría una dura respuesta por parte de las FDI y destruiría los esfuerzos de Egipto para lograr la paz entre Hamas e Israel.
Un mensaje a Israel y a Egipto
Parece que el ataque “anónimo” de cohetes fue realmente planeado por Hamas y Jihad Islámica para enviar un doble mensaje a Egipto e Israel.
El ataque con cohetes estaba destinado a señalar a Egipto que Hamas y Jihad Islámica no están contentos con el ritmo de la mediación egipcia, que no ha logrado ningún resultado con respecto a la eliminación del bloqueo de Gaza.
El público de Gaza ejerce una gran presión sobre las organizaciones terroristas porque, a pesar de las muchas personas muertas y heridas en la campaña "Marcha del Retorno", no han logrado ninguna reducción del bloqueo en la Franja de Gaza.
El liderazgo de Hamas también está furioso con Egipto porque durante más de un año no ha permitido que ninguno de los funcionarios superiores de la organización salga de Gaza a través del cruce de Rafah para visitar Qatar, Turquía o Irán.
El mensaje para Israel aparentemente estaba destinado al gabinete de seguridad, que se suponía se reuniría el 17 de octubre de 2018 para discutir la recomendación del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, de emprender acciones militares enérgicas contra las organizaciones terroristas en Gaza. Las organizaciones terroristas quieren advertir al Gobierno israelí que debe abstenerse de dar este paso.
Hamas intentó demostrar que puede llevar a cabo ataques dolorosos en el frente doméstico israelí. Las organizaciones terroristas no quieren una guerra total en Gaza, sino que continúan "en el filo" con actos terroristas de bajo nivel para ejercer una presión constante sobre Israel hasta que levante el embargo a Gaza.
El aviso ha estado presente durante varios meses. A finales de agosto, Yahya Sinwar, líder de Hamas en Gaza, anunció en una reunión con periodistas de Gaza: "A mediados de octubre se eliminará el embargo a Gaza", lo que significará en una fecha límite desde el punto de vista de Hamas.
Esta no es la primera vez que Hamas transmite mensajes a Israel y a Egipto a través de ataques hostiles por parte de [presuntas] "organizaciones rebeldes". Es una táctica bien conocida de Hamas, que tiene cuidado de hacerlo de forma furtiva, por debajo del radar de los servicios de inteligencia de Israel y Egipto. De esta manera entrega su mensaje pero permanece aparentemente "limpio".
Es un movimiento engañoso y astuto de las organizaciones terroristas, y aún no está claro cómo responderá Egipto. La experiencia muestra que Egipto no está interesado en enfrascarse con Hamas en discusiones acerca de asuntos de seguridad nacional. Por lo tanto, parece que Egipto simplemente lo pasará por alto una vez más y continuará en sus esfuerzos por lograr la reconciliación interna palestina y la paz con Israel.
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs. Yoni Ben Menachem