El Corona y sus lecciones aprendidas en Israel

Post thumbnailFoto: Pixabay
Israel es uno de los países más seguros del mundo para sus ciudadanos en época de la crisis del Corona. El presente artículo es escrito desde la responsabilidad de compartir lecciones urgentes en la lucha contra el Coronavirus, desde una óptica israelí, y está dirigido a tomadores de decisiones políticas en todo nivel: corporaciones, comunidades, barrios, ciudades, países, etc. Con estas lecciones, pretendemos que se repliquen algunos de los aciertos que tuvo Israel y que se eviten algunos de los desaciertos. Esta es solo una primera entrega de lecciones parciales.

Lo escribimos desde Conexión Israel, un emprendimiento por el cual llegaron a Israel centenas de tomadores de decisiones y formadores de opinión política, económica y cultural de América Latina desde el año 2015. Con ellos, tuvimos la posibilidad de dialogar y profundizar desde la reciprocidad entre las partes. Esperamos pueda aportar.

El abajo firmante es el único responsable de la elección de las lecciones y su redacción.

6 Lecciones Aprendidas

1. No más política partidaria- la historia va a juzgar a aquellos que tengan una visión meramente partidaria durante una de las crisis más agudas de nuestra época. En tiempos anormales, hay que tomar decisiones políticas anormales. Si tu objetivo es que la población coopere, llegó el momento de dejar atrás divisiones partidarias y adoptar una política de Estado basada en la unidad nacional y la mayor solidaridad posible entre las partes. Al tomador de decisiones políticas no la alcanza con “la mitad más 1”- todos deben cooperar.

En Israel, véase el caso del centrista Benny Gantz, que decide pagar un precio político para conformar un gobierno de unidad nacional, para un mejor enfrentamiento con la crisis.

2. No flagelar al público (ej. a la ciudadanía). Comunicarles un “escenario negro” cuya probabilidad de concretarse es remota, es inútil. La credibilidad que le confieren a sus líderes, y el entendimiento de la realidad de lo que está sucediendo en el terreno, son la llave para la estabilidad de tu país o comunidad, inclusive en tiempos de crisis.

Un desacierto en Israel a este respecto, se vislumbra cuando el  Director General del Ministerio de Salud transmite a la ciudadanía que aquí puede suceder lo mismo que en Italia. En Italia la mediana de la edad es de 45.9 años y 20% de la población es mayor de 65 años. En Israel la mediana es de 30 y solo el 10% son mayores de 65.

3. Decir la verdad, la verdad y nada más que la verdad! Compartí con tu ciudadanía, tu comunidad o en tu organización los datos de forma transparente, así como la estimación de la situación, las dificultades que se vienen y las esperanzas que nos puede llegar a deparar el camino a recorrer en la crisis. La verdad siempre salta a luz y sin políticos confiables, es difícil gerenciar la crisis personal que vive cada uno.

4. Realizar test del Corona es invertir en servicios de información. Esto es una guerra, y en la guerra los servicios de información “son tus ojos” para la toma de decisiones. Así como en la guerra estos servicios le proporcionan al tomador de decisiones la imagen de las fuerzas amigas y las fuerzas enemigas y esta es la base para liderar las batallas, también testear a la población confiere la imagen de los sanos y los portadores, condición fundamental para liderar la epidemia. Si logramos aislar a los portadores, podemos ir paulatinamente “liberando” a los sanos, y así asegurarnos que el peso de la salud, no recaiga tanto en la economía.

En Israel se están efectuando 10 mil test a la población al día, esto permitió disminuir la  aceleración del contagio significativamente.

5. La toma de decisiones nacional debe estar basada en alternativas estratégicas diversas. Esta lección nos lleva a preguntarnos este tipo de cuestiones. ¿Acaso todo lo que concierne a la salud debe primar sobre todo lo que concierne a la economía? ¿Cuáles son las alternativas? ¿Acaso se pueden utilizar los servicios de inteligencia oficiales para socavar la privacidad de la ciudadanía a cambio de mayor salud? ¿Hasta qué punto? Las decisiones que son tomadas sin un proceso metódico y ejercitado de toma de decisiones y sin diversas alternativas estratégica en cada cruce de decisión, no suelen ser decisiones óptimas.

En Israel más de 700 en 4500 portadores del virus fueron identificados gracias a la geolocalización telefónica de los contagiados, tecnología que si bien socavan la privacidad, tiene un gran beneficio para la salud pública. En China gracias a un buen mapeo de la población. En algún momento, más adelante, será menester llegar a esta fase, sino el remedio del aislamiento puede llegar a ser peor en términos estratégicos que la enfermedad del Corona.

6. Dividir por equipos la gerencia de la crisis. En toda crisis deben haber equipos/personas que gerencien el presente, equipos que gerencien la próxima fase y así sucesivamente hasta equipos que su rol es vislumbrar el fin de la crisis. En caso que dichos equipos existan, es importante informarlo al público, eso fortalece la percepción de seguridad. Si no existen, hay que armarlos. Esta es una importante lección aprendida de las guerras de Israel y todo hace parecer que Israel la está aplicando para enfrentarse al virus.

Por último, mi intención del texto es compartir conocimiento e información en base a experiencia y les dejo aquí mi mail para que compartan las experiencias aprendidas en sus países, cuyo valor es idéntico al de estas líneas. Agradezco el aporte y la crítica de mis conciudadanos israelíes, para que este manual sea más efectivo para nuestras sociedades.






Roni Kaplan fue portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa hispanoparlante y asiática en los últimos conflictos armados con el Hamas, y Jefe de enlace de las Fuerzas de Defensa de Israel con Naciones Unidas en el límite con Líbano hasta el año 2015. Roni es co-founder de Conexión Israel, organizaciones creadas para generar y fortalecer puentes de amistad entre Israel y América Latina.