“El ciberataque contra el sistema de aguas de Israel podría haber provocado un desastre”

Post thumbnailPiletas para el tratamiento de aguas servidas en Safed en el norte de Israel Foto ilustración: REUTERS/Baz Ratner
“Todas las líneas rojas han sido violadas, comenzó un nuevo tipo guerra”, expresó Yigal Unna, jefe del Directorio Nacional para el Ciberespacio, al referirse públicamente a la ciberguerra que en los últimos tiempos se ha vuelto notoria entre Israel e Irán.

Se trata de la primera vez que un funcionario israelí se refiere abiertamente a los reportes sobre el ciberataque iraní del 23 de abril pasado contra varias instalaciones de la red de purificación y suministro de agua y cloacal de Israel.

Según el diario The Washington Post, Israel le devolvió a Irán con la misma moneda, aproximadamente diez días más tarde, con un ciberataque contra la importante terminal portuaria de Shahid Rajaae, en la ciudad de Bandar Abbas, en el Estrecho de Ormuz, paralizando su actividad durante varios días.

“Hace un alrededor de un mes sufrimos un intento de ciberataque contra nuestro sistema de aguas”, apuntó Unna al disertar a través de un video en CybertechLive Asia, una conferencia digital internacional sobre el ciberespacio. “Creo que recordaremos el mes pasado y mayo del 2020 como un punto de inflexión en la historia de la ciberguerra moderna”.

“No se trata de infraestructura estatal crítica y sin embargo logramos detener y evitar el ciberataque, pero si los tipos malos hubiesen tenido éxito en su complot, estaríamos ahora enfrentando en medio de la crisis del coronavirus un daño muy grave a la población civil e inclusive una escasez de agua temporal, e incluso algo peor, la mezcla de cloro u otros químicos en cantidades indeseadas, pudiéndose provocar daño, una catástrofe”, añadió.

“Nosotros no nos mencionamos ni confirmamos nada con respecto a la identidad de los atacantes”, subrayó Unna. “Pero solamente podemos decir que no se trató de un grupo delictivo y no fue hecho con objetivos de chantaje o extorsión financiera. Fue perpetrado intencionalmente y en forma específica para provocar daños al ámbito físico de la vida por medio de sistemas de comando y control”.

En relación al ciberataque, Unna puntualizó que “se trata de numerosos sistemas de comando y control y el ataque fue desbaratado gracias a nuestros recursos. La nueva moraleja es cuán importante es estar preparados a nivel nacional y ante ciberataques de ese tipo, y no solamente contra la infraestructura crítica”.